Público
Público

Rubalcaba avisa de un PP deseoso de que "no pase nada" para que "le toque el gordo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha avisado hoy de la táctica de un PP que se postula como "el campeón" de los derechos sociales, pero que "lo único que quiere es que corra el tiempo y que nada pase para ver si, al arrullo de la crisis, le toca el gordo" en las elecciones.

"Estamos saliendo despacio de una crisis muy profunda que se ha manifestado de una forma rápida y veloz como ninguna en la historia: una crisis global a velocidad digital de la que no vamos a quedar igual que antes", ha dicho el también portavoz del Gobierno durante un acto electoral de su partido celebrado esta mañana en Valladolid.

De esa situación, ha añadido, "no se sale igual por la derecha que por la izquierda", por eso las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo "van a ser cruciales", ya que de las urnas saldrán los gestores de la misma, quienes decidirán el futuro de la dependencia, de las pensiones, la sanidad y el sistema social.

"No es verdad", ha advertido, que el PP se proclame un garante de los derechos sociales en España, como dice haberle escuchado decir a Rajoy en una reciente entrevista televisiva, ya que en ocho años de bonanza "fueron incapaces de subir el salario mínimo interprofesional" y de articular "un sistema de dependencia".

Mariano Rajoy, como ministro de Educación del gabinete presidencial de José María Aznar, "ha sido el único ministro con el que han bajado la dotación de las becas, ha añadido Pérez Rubalcaba durante un mitin en el que ha presentado al candidato socialista a la alcaldía de Valladolid, Óscar Puente.

El vicepresidente primero, durante un discurso centrado básicamente en la economía, ha justificado la reciente reforma de las pensiones, pactada con sindicatos y empresarios, y a la que el Gobierno pretende sumar los partidos políticos, convencido de que "no hay mejor reforma que aquella que nace del consenso".

La alcanzada con las pensiones "ha sido un excelente acuerdo porque garantiza nuestro sistema público de pensiones, la posibilidad de que quienes ahora tienen treinta y cinco o cuarenta años tengan asegurada la suya durante los años que vivan".

"Así lo hicimos también en 1985, pero entonces solitos", ha rememorado antes de anunciar la existencia de otras "grandes reformas y retos" pendientes de culminar o de iniciarse en el terreno de las cajas de ahorros y bancos, en la ciencia y tecnología, y también dentro de la educación.

Se trata de una serie de ajustes necesarios con el fin de generar credibilidad ante los mercados para que no suban los tipos de interés y exista un margen presupuestario, después de pagar la deudas, que pueda dedicarse a las políticas sociales.

Austeridad, reformas y cohesión social han sido los tres ejes donde el vicepresidente primero ha situado el camino para salir de la actual situación financiera de la manera menos lesiva posible, ya que "no se sale igual de la crisis por la derecha que por la izquierda", ha insistido.

Las urnas decidirán el 22 de mayo los gestores que deberán acometer en los municipios y comunidades, "durante mucho tiempo", las políticas de empleo, desarrollo y competitividad", por eso "hay que desenmascarar al PP", sin olvidar que esas administraciones "manejan el cincuenta por ciento del presupuesto del Estado".

Para el PSOE, los municipios son muy queridos porque son la administración más cercana al ciudadano", mientras que la importancia de las comunidades autónomas radica en que "son parte sustancial del entramado que sustenta el Estado de Bienestar".