Público
Público

Rubalcaba, Bono y Chacón: las apuestas del PP para el postzapaterismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si los dirigentes del PP jugaran a apostar por el sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero, la carrera estaría así: el favorito es Alfredo Pérez Rubalcaba, le sigue a distancia José Bono y ya muy rezagada aparece Carme Chacón.

Aunque los altos cargos del Partido Popular, Mariano Rajoy incluido, insisten en que los problemas sobre la sucesión en el PSOE no les quita el sueño, lo cierto es que hablan de ello a menudo, más en privado que en público, principalmente en corrillos sin cámaras ni grabadoras y apenas en las comparecencias ante los periodistas.

El líder nacional sigue la consigna al dedillo: en sus intervenciones públicas no cita el asunto -"la verdad es que no le preocupa lo más mínimo", asegura a EFE un dirigente de su círculo más próximo- y en privado suelta con cuentagotas algún comentario.

A finales de 2010 en Maspalomas, en conversación informal con los periodistas que cubrían la reunión interparlamentaria, Rajoy apuntó al presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, y unos meses después, en Sevilla, durante la Convención nacional y también en un diálogo con los informadores, se decantó por Alfredo Pérez Rubalcaba.

El vicepresidente primero y ministro de Interior es por quien apuestan la mayoría de los dirigentes consultados por EFE, pero en su hipotética elección ven bastantes pegas: primero, "tiene mucho pasado detrás", dice uno de los máximos responsables del partido; segundo, el caso Faisán "le quema las manos"; y tercero, "está marcado por el fracaso de la gestión de Zapatero".

No obstante, los dirigentes consultados creen que es el aspirante idóneo entre los votantes socialistas, el que más gusta.

El único en el PSOE que puede ganarle, Zapatero al margen, es el presidente del Congreso. "Bono está metido de lleno en la batalla por la sucesión", asegura un alto cargo del PP, que enumera tres acontecimientos que probarían su teoría:

Uno, el discurso de cierre de la gala de entrega de premios de la Asociación de Periodistas Parlamentarios; dos, la entrevista con Zapatero en su despacho del Congreso; y tres, el acto del 30 aniversario del 23-F.

En el primero, sostiene este alto mandatario del PP, hizo un discurso de mucho protagonismo; en el segundo, con su "ambigüedad" sobre lo que trataron en la reunión -"lo que estáis imaginando", dijo a los periodistas acerca de lo que pudieron hablar-, marcaba su territorio; y en el tercero, se dio enjundia institucional.

"Volverá a intentar ser el líder del PSOE", dice una dirigente del PP que conoce bien al expresidente de Castilla-La Mancha. "Es su sueño", apostilla.

Sin embargo, según creen los cargos consultados del PP, Bono, al igual que Rubalcaba, tiene mucho pasado, su "ADN socialista" no concita el favor de los militantes del PSOE, y si al final fuera él, deberá sacudirse de algunos presuntos casos de corrupción.

Carme Chacón es la tercera en discordia. Para los cargos del PP es la que menos posibilidades tiene, pero también es cierto, dicen, que es la más joven de los hipotéticos aspirantes y que reúne claramente un aspecto a considerar: puede ser la primera mujer en liderar uno de los dos grandes partidos nacionales.

Su "pasado catalanista" figura como el principal obstáculo que ha de sortear, opinan en el Partido Popular, donde no obstante se estima "la valía política" de la ministra de Defensa.

Rajoy, mientras tanto, no se inmuta, "él sigue a lo suyo", convencido como está de que la victoria electoral depende de sí mismo.