Público
Público

Rubalcaba culpa del paro a las políticas de austeridad y Rajoy al Gobierno

El líder del PP denuncia que la destrucción de empleo se concentra en las mujeres y los contratos indefinidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las alarmantes cifras del paro que puso ayer de manifiesto la publicación de la Encuesta de Población Activa (EPA) entraron de lleno en el discurso de precampaña de los candidatos de los dos principales partidos. El líder del PP, Mariano Rajoy, lamentó esos datos y los volvió a utilizar como arma arrojadiza contra el Gobierno y contra su principal rival en los comicios, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Este último, que no dudó al calificar negativamente esas cifras, hizo todos los esfuerzos por desvincularlas del Ejecutivo del que formó parte. Sólo queda una semana para que la campaña electoral comience de modo oficial, y las alternativas de cada partido para atajar la situación están llamadas a ser los principales ejes de sus discursos.

Los fuertes ajustes adoptados por las administraciones para encauzar la economía están detrás del fuerte incremento del paro durante el tercer trimestre del año, a juicio de Rubalcaba. El candidato socialista consideró ayer que 'la austeridad en exceso conduce a datos de desempleo intolerables'.

El exvicepresidente realizó estas declaraciones durante un viaje relámpago a las islas Canarias. Su recorrido comenzó en El Hierro, donde comprobó en primera persona los efectos de los movimientos geológicos de las últimas semanas. Allí, nada más conocer los datos de la EPA que certificaron que el desempleo afecta ya a casi cinco millones de españoles, Rubalcaba los atribuyó al contexto de 'inestabilidad financiera en toda Europa'. En su opinión, esto ha llevado a que la economía europea esté 'parada y la española, también'.

Sin eufemismos, el aspirante socialista a la Moncloa calificó los datos del empleo de 'malos sin paliativos'. Pero consideró que esas cifras demuestran que 'no sólo hay que aplicar políticas de austeridad', sino que es necesario poner en marcha 'políticas de reactivación económica, que son las que crean empleo'.

'La austeridad hay que aplicarla, pero sólo con austeridad no vamos a crear empleo', recalcó. En su siguiente parada, en la isla de Fuerteventura, mantuvo este mismo planteamiento durante un acto con compañeros de su partido a los que pidió que no permitan que 'al socaire de la austeridad' alguien meta 'el hacha al Estado social'. Esto es lo que ocurrirá, en su opinión, en el caso de que Mariano Rajoy sea el próximo presidente del Gobierno.

A la hora de crear empleo, agregó Rubalcaba, ni él mismo ni el líder del PP pueden prometer que el paro se acabará el 21 de noviembre. El candidato socialista se limitó a pedir 'un esfuerzo a aquellos que más tienen y que apenas han notado la crisis', para que el Estado pueda incentivar a los empresarios la contratación de trabajadores.

Las críticas vertidas por Rajoy al Gobierno tras los acuerdos del Consejo Europeo del miércoles se deben, en opinión de Rubalcaba, a que el líder del principal partido de la oposición, 'en lugar de ayudar, sigue haciendo lo mismo'. 'Jamás hace nada por España, porque está simplemente esperando a que las cosas le vayan mal a España. Es su única obsesión', lamentó.

Según el candidato socialista a las generales, 'ahora que está tan activo en política europea', el líder del Partido Popular 'bien podría haber hecho algo', como llamar a la canciller alemana, Angela Merkel, o al presidente francés, Nicolas Sarkozy.

'Los cinco millones de parados es el balance, y no otro, del Gobierno del PSOE'. Este fue el principal mensaje que el presidente del PP llevó ayer a los militantes que acudieron al acto de presentación de Mercedes Fernández como cabeza de lista del PP por Asturias en Avilés.

Para Rajoy, la noticia de la destrucción de 144.700 empleos en el último trimestre y el hecho de que se hayan rozado ya los cinco millones de parados es 'la primera razón' para el cambio. Un cambio del que se siente protagonista, mecido por el viento a favor de las encuestas. 'España dijo necesita un Gobierno que sepa gestionar la economía y se deje de frivolidades'.

Desglosando las cifras, el líder de los conservadores apuntó que de los 144.700 puestos de trabajo destruidos, 114.000 son de mujeres. 'Cada vez se destruyen más contratos indefinidos y se hacen más contratos temporales, consecuencia de la reforma laboral del Gobierno', añadió. A la espera de las sorpresas que pueda deparar el programa electoral del PP, que se presenta de manera oficial el lunes, el equipo económico de Rajoy apuesta por eliminar la dualidad del mercado laboral y tender a la unidad de contrato.

Rajoy y todo su equipo llevan más de un año insistiendo en que la mejor política social es el empleo. Y ayer no fue una excepción. 'El mayor enemigo de las políticas sociales es el que gestiona mal la economía. Crear empleo es la base de las políticas sociales', consideró. Antes, había vertido una frase para la hemeroteca: 'La gestión del PSOE es imposible de empeorar, es muy difícil hacerlo peor', agregó.

Rajoy hacía en estas declaraciones en Asturias, una comunidad gobernada por uno de sus excompañeros de partido, Francisco Álvarez-Cascos, cuya formación presentará lista por Madrid y por el Principado para el 20-N. En la línea trazada en la convención que la formación conservadora celebró en Málaga a principios de octubre, el presidente de los conservadores hizo un llamamiento a todos los españoles para 'recuperar la economía, gestionarla bien y crear empleo'. Y vendió a su partido como el proyecto no de una persona, 'sino de millones de personas'.

Por su parte, el portavoz de los conservadores, Esteban González Pons, se preguntó ayer en un acto público en Valencia si el PSOE debe pedir disculpas por no parar 'esta sangría' de cinco millones de parados. 'Dentro de 20 días tenemos una oportunidad de votar y decidir si continuamos con quienes nos han llevado a ese récord o queremos cambio', dijo.