Público
Público

Rubalcaba dice que la previsión del tiempo se quedó corta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las previsiones meteorológicas han sido superadas una vez más por la realidad, indicó el domingo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, después de que el temporal de viento en gran parte de la península se cobrara once víctimas mortales.

"Hemos tenido un fin de semana tremendo. Han perdido la vida cuatro niños, que es un espanto. Una vez más nos encontramos con un temporal en el que las previsiones se han quedado cortas. Es una evidencia que todos los ciudadanos tienen. Las previsiones meteorológicas se aproximan, pero no siempre aciertan", declaró el ministro.

No obstante, "estaba todo el mundo avisado", manifestó.

El titular de Interior se refería al fallo en las previsiones a principios de mes cuando una copiosa nevada sobre Madrid causó el caos en el transporte y obligó a cerrar cinco horas el aeropuerto de Barajas.

El fuerte temporal de viento que afectó a gran parte de España y el sur de Francia se alejaba el domingo tras causar la muerte de 15 personas, mientras las autoridades se centraban en controlar varios incendios, solucionar los problemas en el suministro eléctrico y los importantes destrozos causados.

Tras soportar vientos de hasta 190 kilómetros por hora, las zonas afectadas amanecieron con un panorama de árboles y torres eléctricas derribados, tejados destruidos, y restos esparcidos.

La peor parte se la llevó Cataluña, donde en las últimas 24 horas fallecieron siete personas, cuatro de ellas niños de entre 9 y 12 años a los que atrapó el derrumbe parcial de un pabellón anexo a un campo de béisbol en Sant Boi de Llobregat. Dos personas más fallecieron en Galicia, una en Castilla y León, otra en la Comunidad Valenciana y cuatro en Francia.

El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura, no quiso pronunciarse sobre la causa del derrumbe en Sant Boi porque el informe no está terminado y sería imprudente especular si hubo otro elemento aparte del viento.

"Sobre todo sorprende la magnitud del derrumbe. Yo estuve allí inmediatamente y evidentemente sorprende mucho. Espero que en pocos días tengamos un informe que nos permita hacer un diagnóstico de exactamente qué pasó", declaró en una entrevista en la Cadena Ser.

Sólo en Barcelona capital cayeron 300 árboles, dijo Saura, para dar una idea de la magnitud del temporal.

Red Eléctrica movilizó a 400 personas para recuperar la normalidad, ya que el temporal había afectado seriamente al sistema de electricidad e interrumpido el suministro en 17 líneas en el norte de la península.

Red Eléctrica también dijo que varias líneas internas de Francia y de interconexión con España se habían visto afectadas por los fuertes vientos, que derribaron hasta 20 torres de alta tensión.

Las autoridades en Cataluña y Galicia, donde decenas de miles de abonados continúan sin luz, confían en que se reanude la normalidad en el suministro a lo largo de la tarde y noche del domingo.

En algunas zonas de Galicia, la red de telefonía fija o móvil volverá a funcionar conforme se solucionen los problemas con la luz, según informó el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, a la Ser.

En el País Vasco, algunas localidades aún presentaban cortes de electricidad, según el Gobierno vasco.

INCENDIOS

Otro punto de atención se concentraba en sofocar los incendios en Tarragona, Alicante y Valencia, causados por la caída de una torre de alta tensión y los fuertes vientos.

El Ministerio de Defensa anunció que medio millar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias se habían desplegado en Alicante y Valencia para luchar en los incendios, que obligaron a evacuar a miles de personas, aunque el domingo ya habían regresado todos a sus casas.

El fuego de la localidad valenciana de Barxeta estaba a punto de ser controlado y el de La Nucía, donde habían ardido unas 1.000 hectáreas, no había llamas en el perímetro desde las 7 de la mañana, lo que apunta a que sea controlado pronto, según la consejería de Gobernación de la Generalitat Valenciana, donde se mantiene la alerta máxima por riesgo de fuego.

El de Tarragona estaba bajo control, desde esta mañana, informó la Generalitat.

El transporte público volvió a la normalidad, informaron Renfe y Aena, después de que el viento provocara retrasos en los trenes y algunas cancelaciones de vuelos.