Público
Público

Rubalcaba dice que Rajoy ha sido el peor ministro del Interior de la historia de la democracia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El titular el Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy que el presidente del PP, Mariano Rajoy, fue el "peor ministro del Interior de la historia de la democracia", porque redujo el gasto público en seguridad, disminuyó el número de policías y guardias civiles y por ello repuntó la delincuencia.

En rueda de prensa en la sede del PSOE para presentar las propuestas socialistas en materia de seguridad ciudadana, Rubalcaba explicó que la mayor tasa de homicidios de la historia de España se produjo precisamente durante la gestión de Rajoy al frente de Interior, en 2002, cuando se cometieron 1.251 crímenes, frente a los 985 del año pasado.

El ministro ha destacado que en materia de seguridad ciudadana "unos dicen y otros hacemos", y ha alertado de que es difícil "barrer la calle de delincuentes", como prometió José María Aznar, "si uno quita policías y guardias civiles".

Rubalcaba no ha dudado en decir que con Rajoy los delincuentes "campaban un poquito -no exageremos- a sus anchas" y que España es hoy un país más seguro que cuando gobernaba el PP, gracias a los 17.000 nuevos policías y guardias civiles que patrullan las calles frente a los 7.000 que se perdieron con el PP.

Según el titular de Interior, con los gobiernos de Aznar el porcentaje de gasto en seguridad sobre el PIB cayó "en picado" mientras las tasas de delitos graves, como los homicidios o los robos con violencia, se elevaban a los niveles más altos de la historia, -991.000 en 2001/2002 y en 860.000 el pasado año-.

"Si se gasta más, hay más seguridad, es una ecuación matemática", ha dicho Rubalcaba, quien ha criticado la tesis del PP de que "quien quiera seguridad, que se la pague".

El ministro del Interior ha rechazado entrar en una "guerra de cifras" con el PP y ha garantizado que estas son estadísticas fiables y elaboradas con criterios homogéneos y comparables.

Ya sobre el programa electoral socialista, Pérez Rubalcaba ha explicado que pivota sobre cuatro ejes: combatir con más eficacia el terrorismo e incrementar el apoyo a las víctimas; mejorar los niveles de seguridad ciudadana; modernizar el sistema de seguridad; y luchar eficazmente contra el crimen organizado con 800 agentes más.

Uno de los aspectos prioritarios será reducir la tasa de delitos más graves (los que atentan contra las personas o los robos con fuerza) y, especialmente, los de corrupción de menores y pornografía infantil.

El PSOE se propone reducir el tiempo máximo de repuesta de los servicios policiales, reforzar la cooperación con las policías municipales y autonómicas, constituir Juntas Autonómicas y Locales de Seguridad, crear un único servicio nacional de policía científica así como un Instituto de Investigación e Innovación Tecnológica aplicada a la seguridad.

Además, se implantará un nuevo plan de formación específico para policías y guardias civiles, se incrementarán las plantillas en 15.000 agentes más (para alcanzar una plantilla estable de 140.000) y sus retribuciones, al tiempo que se ha comprometido a aprobar el régimen sancionatorio de la Policía Nacional.

Asimismo, el PSOE pretende reformar, con acuerdo de todos los grupos, la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para delimitar claramente las competencias de cada uno de los cuerpos policiales tras el despliegue definitivo de las policías autonómicas.