Público
Público

Rubalcaba no atisba el fin de ETA a corto plazo y rechaza hablar de tregua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho hoy que ve más cerca el final de ETA, aunque no atisba que se pueda producir a corto plazo, y ha recalcado que, ahora, "la palabra tregua ya no vale".

En un almuerzo-coloquio que ha puesto fin a las VIII Jornadas de Periodismo organizadas por la Asociación de Periodistas Europeos sobre "¿Cómo se financia la información?", Rubalcaba ha señalado que "el Estado no le está pidiendo a ETA una tregua ni definida, ni indefinida, ni permanente, ni modificable, ni extensible".

"Aquí ya no se trata de hablar de interrupción temporal" porque "eso era antes", ha subrayado el vicepresidente, quien ha explicado: "los gobiernos democráticos intentamos, todos, acabar con ETA por la vía del diálogo, que la banda rompió una y otra vez".

Para entrar en ese diálogo, la democracia ideó el pacto de Ajuria Enea y elaboró una teoría del final dialogado de la violencia que utilizaron todos los gobiernos de Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, ha agregado el también ministro del Interior.

Rubalcaba ha recalcado que, ahora, no vale el dicho de "a la tercera va la vencida" y que, en estos momentos, la democracia espera y exige el final definitivo de la violencia.

Ha instado a los demócratas a no entrar en discusiones sobre el calificativo que acompaña a la palabra tregua porque "si lo que no vale es el sustantivo, da igual lo que le pongan detrás".

El también portavoz del Gobierno ha insistido en que los demócratas esperan que ETA diga que definitivamente abandona la violencia, pero ha subrayado que la fórmula no se la tiene que dar el Estado.

"España ha hecho un enorme esfuerzo y un gran sacrificio que hemos pagado carísimo todos, con víctimas directas e indirectas", según Rubalcaba, quien ha manifestado: "creo poder decir no que estamos al final, pero que vemos más cerca el final" y "ahora es cuando hay que estar juntos y bien apelmazados".

Ha reconocido que es cierto que ETA hace tiempo que no mata, que ETA está muy débil, lo que no quiere decir que no pueda volver a matar, y que Batasuna está en una fase de discusión con el mundo de ETA.

Todo esto provoca la natural expectación en los ciudadanos y en las fuerzas políticas, ha afirmado Rubalcaba antes de puntualizar que "no hay que olvidar que el fin de ETA que nadie sabe muy bien cuál va a ser ni cuándo va a ser va a tener efectos políticos".

Ha comentado que "si un día Batasuna es legal, que sólo lo será el día que cumpla la ley, es verdad que eso va a tener efectos políticos".

"Esta efervescencia que vivimos tiene la lógica del aroma final, pero estamos precipitándonos y estamos haciendo el debate antes de tiempo, porque ese final yo no lo atisbo a corto plazo", ha dicho Rubalcaba.

Como el final de ETA no está en este momento en el calendario a corto plazo, ha opinado que corresponde a los partidos políticos ser muy prudentes y mantener el acuerdo básico antiterrorista, que no ha cambiado ni va a cambiar en los próximos tiempos.