Público
Público

Rubalcaba es recibido en Ferraz al grito de "presidente" por 500 militantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha sido recibido esta noche en la sede socialista con un fuerte aplauso, al que ha acompañado el grito de "presidente" por los cerca de quinientos militantes que se han acercado a Ferraz para seguir el debate electoral.

Poco antes de 00:45 horas, Rubalcaba ha llegado a Ferraz tras mantener en el Palacio de Congresos el debate electoral con el líder popular, Mariano Rajoy, y ha sido recibido al grito de "presidente" y "se nota se siente, Alfredo presidente".

Rubalcaba, que ha ido uno a uno saludando a los dirigentes de su partido que se encontraban en Ferraz y ha abrazado a algunos como a Diego López Garrido o a Rafael Simancas, ha conversado con algunos de los militantes que le esperaban, mientras se iba abriendo camino por la sede socialista, que mostraba el aspecto de victoria electoral.

Mientras los militantes coreaban "este partido lo vamos a ganar", Rubalcaba sonreía a todas las personas que se encontraban en Ferraz y daba las "gracias" constantemente.

A pesar de pararse ante los medios de comunicación, dudando si debía hacer o no declaraciones, alguien de su equipo ha considerado que no era el momento oportuno para que hiciera una valoración del debate.

Rubalcaba se ha limitado a decir: "últimamente deciden por mi toda mi vida. Ahora toca irse. ¿Lo veis como deciden por mi?", ha dicho amablemente a la prensa, a quien ha agradecido que le acompañaran.

Finalmente el candidato socialista ha abandonado la planta baja de la sede socialista al grito, de nuevo, de "presidente".

Por su parte, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que ha llegado a Ferraz con Rubalcaba, ha criticado el programa "oculto" del PP y ha señalado que en el apartado de economía y empleo de este partido hay un "planteamiento de nuevo marco de relaciones laborales claramente perjudicial para los millones y millones de trabajadores que están dentro de pequeñas y medianas empresas que no tendrán el auxilio ni la protección de nuevos convenios colectivos".

Gómez ha asegurado que "ha sido mucho más eficaz y más claro el planteamiento que ha hecho Rubalcaba" y ha comentado que el "cara a cara" ha tenido "una fase muy intensa" en el apartado dedicado a economía y empleo, dónde se ha mantenido un "debate muy vivo y menos encapsulado y más interesante que otras partes".

Preguntado por si el debate entre Rajoy y Rubalcaba va a influir en el voto el 20N, Gómez ha señalado que eso "es lo que se pretende siempre" porque un debate "limpio y libre en democracia influye finalmente en la decisión de los ciudadanos".

Por su parte, la coordinadora de campaña, Elena Valenciano, ha asegurado, a su llegada a Ferraz con Rubalcaba, que el debate "ha clarificado que aquí hay dos candidatos que pueden presidir el Gobierno, uno con toda la capacidad que ha demostrado hoy en el debate Rubalcaba, y otro que ni siquiera conoce su programa".

Valenciano ha destacado que "Rajoy ha tenido que ir permanentemente al texto" y cuando Rubalcaba le preguntaba por medidas que propone, el candidato del PP "no ha sido capaz de contestar", por lo que se ha demostrado que hay "una gran diferencia entre un candidato y otro a favor claramente de Rubalcaba".

Asimismo, Valenciano ha comentado que en la pausa que se ha producido en el debate, el equipo que ha acompañado al candidato socialista hasta el Palacio de Congresos, ha dicho a Rubalcaba "que iba muy bien y que siguiera así" porque "estaba todo perfecto".

Valenciano que cree que "seguramente" este debate influirá para bien en el electorado, ha dicho que el ambiente que se vive en Ferraz es el ejemplo de que "la gente está muy contenta porque Alfredo ha hecho un gran debate".

La coordinadora de campaña ha negado que Rubalcaba se haya mostrado agresivo en el debate, y ha precisado que lo que ha ocurrido es que el candidato socialista ha tenido que incidir para que Rajoy le respondiera a algunas preguntas, aunque, a pesar de ello, el candidato popular "se ha ido sin contestar".