Público
Público

Rubalcaba recuerda al PP que vendió las joyas de la Corona en 1996

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy que por mucho que lo diga el PP no es posible a volver a repetir la política que puso en marcha cuando llegó al Gobierno en 1996 porque ya vendieron entonces todas las joyas de la corona y ya no quedan más por vender.

"No queremos volver al 96 por mucho que quiera el PP porque, aunque creció la economía, fue porque alimentó una enorme burbuja inmobiliaria y ellos tampoco pueden porque entonces vendieron todas las joyas de la corona y ya no quedan más por vender, por lo que hay que pinchar esa burbuja ideológica", ha dicho.

Rubalcaba se ha pronunciado en estos términos en La Felguera (Asturias), en el corazón de la cuenca minera del Nalón, en un acto político que ha sido seguido por más de 1.500 personas y en el que también han intervenido los principales dirigentes socialistas del Principado.

Tras reconocerse como un "asturiano de adopción que luchará por esta tierra allá donde quiera que los españoles quieran que esté", ha defendido el valor de la política, pero también que cada político sólo puede tener un sueldo.

No obstante, el eje central de su discurso se ha centrado en la necesidad de defender la sanidad y educación públicas, frente a la posición que mantiene el PP donde gobierna y que se ha visto hoy de nuevo, según ha subrayado, con la decisión del Gobierno valenciano de cerrar más de dos centenares de camas hospitalarias.

"Conviene descodificar lo que está haciendo el PP, que es una estrategia electoral y que trata de hacer creer que este es un mal sueño y que tras la marcha de Zapatero volverá la bonanza", ha subrayado Rubalcaba antes de incidir en que es preciso defender los ocho años de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero porque ha sido una etapa en la que se han hecho grandes cosas.

Así, ha afirmado que la gente debe recordar que tanto con el PP como con el PSOE hubo etapas de bonanza económica, pero también que con la derecha se creó menos empleo que con los socialistas.

"Hemos tenido problemas, sí, y también hay cosas que se podrían haber hecho de otra manera, pero este país ha aguantado esta crisis porque se ha procurado una cohesión social que nadie como los socialistas ha hecho", ha subrayado.

Rubalcaba ha insistido en que hay que cambiar el modelo de producción, gobernar los mercados y construir más Europa a partir de ahora y ha trasladado la idea de que estas elecciones son las más importantes de los últimos 30 años porque hay que poner freno a los intentos de la derecha de recortar los servicios públicos.

Una de las mayores ovaciones se la ha ganado al advertir de que si gana las elecciones creará un impuesto para las grandes fortunas y otro sobre la banca, para poder crear empleo.

Otra de sus prioridades pasará por luchar contra el fraude fiscal porque, según ha advertido, "es el gran enemigo del Estado del bienestar, que es lo mejor que podemos legar a nuestros hijos".

Por último, ha afirmado que los socialistas siempre han confiado en España y los españoles y que personalmente está convencido de que el país saldrá adelante pese a la "profundísima crisis actual" porque "los grandes países lo son, no porque sorteen las crisis, sino porque salen más fuertes de ellas".

Rubalcaba ha cerrado con este acto su jornada en las cuencas mineras asturianas, tras la visita que efectuó esta mañana en Mieres a empresas, laboratorios e instalaciones universitarias que le sirvieron para asegurar que en ellas se ve que en España hay base para salir de la crisis y ser competitivos.

El candidato socialista tiene previsto volver a Asturias en los días previos a las elecciones del 20 de noviembre para participar en un acto electoral en Gijón en una fecha aún por determinar.