Público
Público

Rubalcaba recuerda a Cospedal su actitud el 11-M

Dice que estaba al lado de Acebes cuando acusaba a ETA del atentado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

María Dolores de Cospedal habla de la Policía como si no la conociera. El problema es que sí que la conoce. Se encargó este martes de recordárselo a la actual número dos del PP Alfredo Pérez Rubalcaba. Fue en una entrevista en Radio Nacional, en En días como hoy. El ministro del Interior fue preguntado por el caso Gürtel y por la supuesta campaña de persecución orquestada por el Gobierno contra el PP, denunciada eso sí, sin ninguna prueba por la cúpula de los conservadores. Rubalcaba tachó las acusaciones de 'barbaridades' sin fundamento. Y entonces refrescó a Cospedal su pasado: 'Ella sabe lo que es el Ministerio, estuvo en el Ministerio. Yo me acuerdo de ella, me acuerdo mucho en las ruedas de prensa del señor [Ángel] Acebes, cuando intentaban convencernos de que ETA había hecho la barbaridad del 11-M; ella estaba al lado'. De modo que las insinuaciones de la secretaria general del PP, si cabe, 'molestan un poco más', comentó indignado.

El ministro había tirado de archivo: De Cospedal fue nombrada subsecretaria del Interior el 19 de julio de 2002, bajo las órdenes de Ángel Acebes, quien acababa de relevar a Mariano Rajoy al frente del Ministerio. Ocupó el cargo hasta 2004, cuando el PP abandonó la Moncloa. Así que conoció de primera mano las pesquisas iniciales del 11-M, cuando Acebes reiteraba que la autoría de ETA era 'la principal línea de investigación'. En aquellos días, Rubalcaba era uno de los dirigentes federales del PSOE.

El titular de Interior defendió que el Ejecutivo socialista 'ni alienta ni para las investigaciones policiales'. Los agentes actúan de forma autónoma, hacen 'exclusivamente su trabajo', siempre a las órdenes de un juez. 'No hay ordenadores, no hay escuchas, es un dislate, un disparate, poner en tela de juicio a la Policía, la Guardia Civil y todo el Estado de derecho', zanjó Rubalcaba, quien reiteró que el ministro 'ni dirige, ni encomienda, ni puede pedir a la Policía que falsee un informe'.

Rubalcaba retó al PP a ir a los tribunales si cree que existe un montaje y dejar así de 'meterse' con los dossieres policiales. Lo contrario es 'el mundo al revés', ya que son los 'delincuentes' los que tienen que explicarse ante la Policía.

Y si los conservadores aún sostienen que el caso beneficia al PSOE, el ministro se lo desmintió: 'No me hace gracia este tipo de corrupción, no disfruto con la Gürtel. Tengo experiencia para saber que nadie saca ventaja de esto. Si alguien piensa que el ministro o el Gobierno está encantado, es que no me conoce ni nos conoce'.

Desde el Congreso le replicó la portavoz parlamentaria del PP. Soraya Sáenz de Santamaría vino a decir a Rubalcaba que cerrase el pico. Que fuese 'más cuidadoso con sus palabras', especialmente cuando habla del pasado. De hecho, enfatizó, él es un dirigiente 'con más pasado que futuro'. La número tres del PP le instó a no 'descalificar' a los demás y a 'dar más el callo' para combatir la inseguridad ciudadana. Santamaría se abstuvo de relanzar la teoría de la persecución.

José Antonio Alonso, el portavoz socialista, trabajó sobre la misma línea que Rubalcaba. Rajoy no puede ya 'despejar balones', porque la pelota 'está en su tejado', apuntó. Sólo el presidente del PP puede desmadejar un 'escándalo tan grande' como el de la Gürtel. Leire Pajín, número tres del PSOE, repitió que no hay espacio de impunidad en el Estado, tampoco para el PP.