Público
Público

Rubalcaba tilda a Aznar de irresponsable por decir que España está en quiebra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato del PSOE para las elecciones del 20N, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha calificado hoy de irresponsable e incomprensible que una persona que ha sido presidente del Gobierno durante ocho años, como José María Aznar, diga que España está en bancarrota, justo en el peor momento de inestabilidad económica.

Rubalcaba ha cerrado en Palma un periplo por Baleares, después de visitar Mahón e Ibiza, y ha estado acompañado por el líder de los socialistas isleños, Francesc Antich, y el "número uno" al Congreso, Pablo Martín.

"Con el euro como lo tenemos, con Europa como la tenemos, es grave, incomprensible, irresponsable, que diga que España está en bancarrota. Irresponsable y falso", ha subrayado ante las palabras del miércoles de Aznar.

En León, el ex jefe del Ejecutivo dijo que España "no tiene tiempo para cien días de cortesía" y que el PP tendrá que tomar medidas "nada más llegar" al Gobierno si gana para sacar al país de la bancarrota.

Tras confesar que se ha sentido "emparedado" en su visita de hoy a Baleares, donde ayer estuvo el líder del PP, Mariano Rajoy, y donde mañana recalará Aznar, ha preguntado al ex presidente si cree que esa es la forma de dar y reclamar confianza en España, si así se da confianza a los españoles y a quienes quieren invertir.

Rajoy y Aznar son "el punto y la i", ha dicho, y ha criticado que "el candidato a la Presidencia del Gobierno calle y el ex presidente del Gobierno hable". "Y es muy mala cosa que el ex presidente le diga al candidato 'actúa'", ha apostillado.

Ha rematado su análisis sobre Rajoy al apuntar que sus silencios "tienen otros intérpretes", como sus presidentes autonómicos, porque "algunos no paran de hablar y, lo más importante, algunos no paran de actuar".

A su juicio, los silencios de Rajoy generan "incertidumbre y zozobra", pero se puede "escuchar a Aznar" o ver lo que están haciendo María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, José Ramón Bauzá en Baleares o Esperanza Aguirre en Madrid.

Por eso, ha querido lanzar un aviso sobre el riesgo de que gane las elecciones el PP: "Cuánto más poder tiene el PP, más recorta, y si el poder es absoluto, recorta absolutamente, como aquí en Baleares".

Ha hecho hincapié así en la trascendencia de las elecciones del 20 de noviembre teniendo en cuenta que el gobierno que salga tendrá que tomar decisiones muy importantes para salir de la crisis.

Por eso, a su entender, los programas, los principios y los valores "son más importantes que nunca", y los suyos son los del socialismo, ha señalado.

En este punto, ha dicho que le llama la atención que en España nadie reconozca ser de derechas; en todo caso, "de centro reformista, como si tuviera una empresa para rehabilitar edificios".

Frente a ellos, ha querido hacer una proclamación: "Yo soy un político de izquierdas y soy un político socialista. De izquierdas y socialista". "Estos son mis principios. Estos son mis valores, ha remachado.

Y es que, según su opinión, cuando hay una encrucijada histórica como la actual se tiene que revisar el pasado y el presente, y recordar a los españoles que "no todos colaboraron lo mismo" para construir el Estado del bienestar.

De hecho, ha precisado, el PP no ha respaldado ninguna de las grandes leyes sociales de la democracia, mientras que los socialistas fueron los promotores de la sanidad pública, la educación universal y gratuita hasta los 16, las pensiones contributivas o las ayudas a la dependencia.

Como ejemplo, ha anotado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, "en cuatro años malos y cuatro buenos", ha subido las pensiones un 27 por ciento, mientras que con Aznar permanecieron prácticamente estancadas.

Así las cosas, ha hecho un llamamiento a pelear por la victoria, precisamente desde un partido como el PSOE -ha argumentado- que "nació para defender a los trabajadores y sus derechos" y al que "nunca le han regalado nada".

Durante su intervención, y como viene haciendo en esta campaña, ha pedido a sus compañeros que den la cara y que se acerquen a la gente a explicar el programa de PSOE, convencido de que de esa forma se pueden dar la vuelta a las encuestas frente a "algunos que están vendiendo la piel del oso antes de haberlo cazado".

Rubalcaba no ha hecho en su discurso ninguna alusión a la entrevista que publica "Gara" sobre ETA porque, según han recordado fuentes del PSOE, quiere dejar el terrorismo al margen de la campaña.

Sí ha hecho una breve mención a la banda terrorista Pablo Martín, que ha agradecido "enormemente" a Rubalcaba su contribución para acabar "con aquellos que defienden sus ideas con la violencia y no con la palabra".

Martín, quien ha convenido con Rubalcaba en que el PP no ha apoyado ninguno de los grandes avances sociales y en igualdad, ha puesto el acento en la "contradicción" que supone, en su opinión, que su secretaria general, María Dolores de Cospedal, fuera madre soltera.