Público
Público

Ruiz-Gallardón confirma que se presentará a la reelección en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha confirmado hoy que se presentará a la reelección en los comicios municipales de 2011, en los que muy probablemente se enfrentará al socialista Jaime Lissavetzky, que a su juicio es "uno de los mejores candidatos" que podía presentar el PSOE.

En declaraciones a los medios tras la ofrenda floral a la Virgen de la Paloma, en las fiestas del distrito Centro de Madrid, el alcalde ha asegurado que "no hay nada" que le haga "más ilusión" en este momento que poder continuar el "proceso de transformación" de la ciudad para convertirla "en una de las capitales globales de toda Europa y todo el mundo".

Después de que en algunos confidenciales se hubiera publicado que Esperanza Aguirre le sustituiría en la candidatura al Ayuntamiento, Ruiz-Gallardón ha afirmado que afronta la próxima campaña electoral "con una ilusión renovada" y ha destacado la motivación que supone para él comprobar "la importante apuesta que el PSOE ha hecho con la persona de Lissavetzky".

Sobre el aspirante socialista a la candidatura a la Alcaldía, al que ha dicho tener "un enorme respeto", ha recordado que coincidió "mucho" con él, primero desde la oposición cuando Lissavetzky era consejero del Gobierno autonómico de Joaquín Leguina y después desde el Gobierno regional cuando el actual secretario de Estado fue portavoz del PSOE en la Asamblea.

Además, ha destacado la extraordinaria generosidad del actual secretario de Estado para el Deporte en el trabajo conjunto que desarrollaron para tratar de conseguir para Madrid los Juegos Olímpicos de 2012 primero y de 2016 después, que es, ha señalado, "uno de los sueños más importantes de esta ciudad".

Para Ruiz-Gallardón, la campaña electoral frente a Lissavetzky no será "de personas" sino que va a ser "una discusión de ideas, programas y propuestas".

"Vamos a tener una campaña en la que se va a discutir mucho", ha avisado el alcalde, que ha añadido que "va a ser una campaña extraordinariamente positiva para los madrileños porque van a tener ocasión de confrontar lo distintos modelos ideológicos".

Al entregar un ramo en la ofrenda floral, el alcalde de Madrid ha pedido a la Virgen de la Paloma, según ha contado a los periodistas, "salir pronto de la crisis y que no sufran los más débiles".