Público
Público

Ruiz-Mateos asegura ahora que Nueva Rumasa tiene una solvencia "enorme"

Después de declarar que se "pegaría un tiro" si no pudiera corresponder a sus inversores, el fundador dice que "no pasa absolutamente nada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Este jueves comparecía José María Ruiz-Mateos ante los medios con el rostro preocupado para anunciar que su emporio Nueva Rumasa se ha visto obligada a acogerse al preconcurso de acreedores para evitar la declaración de suspensión de pagos en un plazo de cuatro meses al haber acumulado una deuda de 700 millones de euros. Y menos de 24 horas se ha mostrado risueño, confiado y entero.

En una entrevista en Onda Cero, Ruiz-Mateos ha pedido 'sosiego, paz y tranquilidad que no pasa absolutamente nada'. Mucho distan estas palabras de lo que ayer mismo aseguraba: 'Si no pudiera satisfacer esa obligación y no tuviera fe, me pegaría un tiro'.

Asimismo, ha defendido el 'poderío' de la empresa y ha asegurado que tiene una 'tesorería desahogada': 'La deferencia entre activo y pasivo es enormemente considerable'.

A pesar de los cuatro años de crisis que ha hecho que 'tengamos que recurrir a este procedimiento', el empresario ha asegurado que la solvencia 'es enorme'.

'Hay capacidad más que suficiente para atender los compromisos'

Respecto a los cinco mil inversores —la mayoría particulares— que adquirieron pagarés de Nueva Rumasa, Ruiz-Mateos ha indicado que su intención es que cobren lo que les corresponde al vencimiento de los mismos.

'Hay capacidad más que suficiente para atender los compromisos', ha dicho el fundador, quien ha comentado que 'si no fuera el caso, no habría tenido la caradura' de explicar públicamente la situación.

Al mismo tiempo, ha dicho le gustaría hacer, 'aunque es difícil, una sociedad anónima con el montante de todo ello y hacer una base todavía mucho mayor de proyección de futuro', sobre todo pensando en 'defender los empleos' que ha reconocido que es lo que más le preocupa.

Por ello, ha insistido en que 'no hay motivo de preocupación' y, mostrándose confiado en que la compañía superará la actual coyuntura, ha reconocido que ha dormido 'normal'.

La Federación Agroalimentaria de la Unión General de Trabajadores (UGT) se ha mostrado preocupada por que 'la compañía pueda asegurar la actividad productiva y el empleo' de las empresas implicadas. Este procedimiento afectaría a unos cinco mil empleos, según han hecho saber estas empresas al sindicato.

El Secretario de Política Industrial de dicha Federación, Sebastián Serena, según el comunicado facilitado por UGT, asegura que se 'va a estudiar jurídicamente la posibilidad de personarse en el proceso para garantizar el cobro de los salarios' y para que se mantenga la actividad y el empleo.

Asimismo, también se anuncia la intención de solicitar la suspensión de la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Clesa y contactar con Comisiones Obreras para aunar objetivos y estrategias.