Público
Público

Rumores de golpe de estado en Pakistán

Zardari será investigado por corrupción. Se teme que recurra al Ejército al estilo de Musharraf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, afronta unos momentos delicados. Ayer, el Tribunal revocó una ley que daba inmunidad a los políticos acusados de corrupción. Esta mañana, el ministro de Defensa, Chaudhry Ahmed Mukhtar, fue bloqueado en la frontera cuando se disponía a viajar a China para mantener una reunión oficial. Los rumores de golpe de estado se han disparado en las últimas horas, aunque el Gobierno se ha apresurado a desmentirlo.

El propio Zardari va a ser investigado por los tribunales. Según informa el Daily Telegraph este viernes, el presidente tendrá que rendir cuentas por una mansión valorada en unos 4,5 millones de euros.

La casa, con veinte habitaciones y dos granjas, se convirtió en la principal arma de la oposición para acusar al marido de la fallecida Benazir Bhutto de corrupción en los 90.

Zardari no reparó en gastos para acondicionar la mansión. Se construyó su propio campo de polo y ordenó hacer una réplica del bar de la localidad donde está situada. En total, las reformas le costaron unos 310.000 euros y se le acusó de lavar dinero para permitirse todos estos lujos.

El Supremo ha encargado a Suiza que lleve a cabo la investigación para desvelar cómo se produjo la compra y reforma de la casa.

Zardari y su gabinete están acusados también de poseer hasta 11 cuentas en ese país por valor de 37 millones de euros. Las alegaciones están basadas en el contrato que Zardari concedió a dos empresas suizas para supervisar los aeropuertos del país durante el mandato de Bhutto en 1994. A cambio, se cree que Zardari cobró 8 millones de euros.

Zardari y sus dos ministros acusados de corrupción. AFP

Al ser retenido en el aeropuerto, Mukhtar se mostró enfurecido. 'Es una vergüenza para la nación que al ministro de Defensa se le impida salir del país para un viaje oficial',  dijo al canal Geo TV según recoge la agencia EFE.

A instancias de la Oficina Nacional de Cuentas (NAB), el nombre de Mukhtar fue incluido ayer al igual que el del ministro de Interior, Rehman Malik, en una lista de control de salidas de Pakistán de 247 personas.

Tras el veto a que saliera del país, los rumores de un posible golpe de estado recorrieron las calles de Pakistán. El Gobierno trató de apaciguar los ánimos diciendo que aceptaban la decisión del tribunal y que no iba a aber golpe de ningún tipo.

La posibilidad de que Zardari recurriera al Ejército al estilo de su antecesor Musharraf estuvo en boca de todos los medios durante unas horas.

Anoche, los integrantes de la Liga Musulmana-N reclamaron la dimisión de Zardari. 'Creemos que debería dimitir por razones políticas y morales', dijo hoy a Efe el portavoz de la formación, Siddique-ul-Faruq.

El Ejecutivo se apresuró a negar esa posibilidad. El portavoz presidencial, Farhatullah Babbar, recordó anoche a los medios que Zardari tiene inmunidad constitucional en virtud de su cargo de presidente.