Público
Público

Rusia aboga por impulsar un nuevo mecanismo de seguridad en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, abogó hoy por la creación de un nuevo mecanismo de seguridad en Europa que evite los "desequilibrios" que facilitaron el desencadenamiento de la reciente guerra de Georgia.

"La actual arquitectura de seguridad, heredada en gran parte de la Guerra Fría, debe reformarse porque ha demostrado ser insuficiente", dijo Lavrov en una conferencia de prensa con motivo del debate de la 63 sesión de la Asamblea General que hoy concluye.

El jefe de la diplomacia rusa reiteró la oferta de Moscú de abrir la discusión de un nuevo tratado que sirva de marco para todos los temas de seguridad dentro de la esfera euro-atlántica.

"Una conversación honesta y abierta puede marcar la diferencia", apuntó Lavrov.

Precisó que este nuevo marco debería incluir a todos los países de la zona euro-atlántica, así como a todas las organizaciones que la articulan, como la OTAN, la Unión Europea (UE) y los organismos creados en la antigua zona de influencia soviética en Europa Oriental.

Apostó por iniciar esa tarea mediante una reafirmación de los principios comunes europeos, como la soberanía, la integridad territorial y la no intervención, y buscar qué "falló" a la hora de implementarlos.

Lavrov advirtió que "los problemas en Europa se exacerbaron" por el desplazamiento del "centro de la seguridad" de organismos paneuropeos como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) hacia la Alianza Atlántica.

"Se creó una nueva línea en materia de seguridad con la ampliación de la OTAN, y lo único que esto puede generar es preocupación", apuntó.

Esa ampliación de la Alianza violó el principio de que "uno no refuerza su seguridad a expensas de los otros", consideró.

Además, prosiguió Lavrov, el Consejo OTAN-Rusia ha dejado de ser útil como foro para solucionar los problemas de seguridad porque los 26 miembros de la Alianza Atlántica se pronuncian en bloque y han dejado de lado el principio de "un país, un voto".

También citó como dañina la decisión de Washington de retirarse del Tratado de Antimisiles Balísticos (ABM), la intención estadounidense de desplegar un escudo antimisiles en Europa y el desacuerdo en las negociaciones para sustituir el acuerdo bilateral de desarme nuclear START-1 que vence en diciembre de 2009.

"La igualdad, que ha sido la base de la seguridad estratégica, se ha desequilibrado", observó.

En ese sentido, destacó que la actual arquitectura de seguridad fue incapaz de impedir el rearme de las fuerzas armadas georgianas en los últimos años lo que, en opinión de Moscú, permitió "el ataque de Georgia a Osetia del Sur" el pasado agosto.

"Todos los cargamentos de armas, algunos encubiertos, se produjeron en violación del código de conducta de la UE y de la OSCE, que llama a ser cautelosos cuando se envían armas a zonas de conflictos", señaló.

El deterioro de las relaciones entre Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos ocupó gran parte de la agenda de Lavrov durante su estancia desde la semana pasada en Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU.