Público
Público

Rusia cambia de postura ante Irán, que se muestra desafiante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rusia se sumará a cualquier consenso internacional sobre nuevas sanciones contra Irán, indicó el martes una fuente diplomática rusa después de que Teherán declarase que ampliará su actividad nuclear en desafío a una reprimenda de Naciones Unidas.

Se trata de una pequeña advertencia de que la paciencia rusa se acaba ante la negativa de Irán a calmar el temor internacional de que pretende desarrollar armas atómicas en secreto, e insinúa que el país asiático ya no puede seguir contando con que Rusia frene las medidas internacionales contra él.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, expresó su desafío el martes al afirmar que las sanciones no tendrán efecto y que no hacen falta más conversaciones con Occidente sobre la disputa nuclear. En declaraciones a la televisión estatal, criticó también la posición de Rusia.

Los miembros de la agencia nuclear de Naciones Unidas aprobaron el pasado viernes una resolución que censura a Irán por construir en secreto una segunda planta de enriquecimiento de uranio cerca de la ciudad sagrada de Qom, además de la que ya mantiene en Natanz bajo supervisión de la Agencia Internacional de la Energía Nuclear (IAEA, en sus siglas en inglés). La resolución pedía el cese de las obras.

Teherán respondió el domingo que construirá otros 10 centros de enriquecimiento de uranio, una promesa que según dijo el martes Ahmadineyad, "no es un farol".

El anuncio de Irán responde a la aprobación por 25 votos frente a 3 en la junta que gobierna la IAEA, formada por 35 naciones, y que salió adelante con el inusual apoyo de Rusia y China.

"Si hay un consenso sobre sanciones a Irán, no nos mantendremos al margen", dijo la fuente diplomática rusa, que solicitó anonimato debido a lo sensible del tema.

Al referirse a "consenso", Rusia podría estar guardándose una vía de escape ya que China ha sido la más reacia a tomar medidas punitivas contra Irán por parte de las seis principales potencias del mundo.

La fuente rusa dejó claro que Moscú no iría tan lejos como para aceptar sanciones más duras como piden Estados Unidos y las potencias europeas, que quieren tomar medidas a principios del próximo año si Irán no cumple las exigencias de control nuclear y transparencia de la IAEA.

"Estaremos pensando en sanciones, pero éste no es un asunto de las próximas horas o semanas", indicó.

Rusia no quiere complicar la situación con amenazas contra Irán, añadió.

que están ganando base - que aplicando sanciones contra Irán", afirmó la fuente.

RESPUESTA DE AHMADINEYAD

En sus declaraciones por televisión, Ahmadineyad restó importancia a la amenaza de sanciones y advirtió a cualquier "agresor" que ataque a Irán.

"Las sanciones no tendrán efecto. Los agresores se arrepentirán de sus acciones tan pronto como pongan el dedo en el gatillo", dijo.

Israel ha insinuado la posibilidad de atacar instalaciones iraníes si considera que la diplomacia está en una vía muerta.

Por su parte, Ahmadineyad aseguró que los intentos occidentales de aislar a Irán son en vano, y criticó a Rusia.

"Rusia cometió un error al respaldar la resolución anti Irán y creemos que su análisis en esta cuestión fue incorrecto", dijo.

EEUU y sus aliados temen que Irán utilice el programa nuclear que asegura dedicado a la energía civil para fabricar bombas atómicas, y no electricidad. Teherán dice que no tiene esa intención.

"La situación que rodea ahora a la agencia es complicada. Tenemos muchos retos difíciles", dijo el nuevo director de la IAEA, Yukiya Amano, en su primer día en el cargo tras suceder a Mohamed ElBaradei. Amano declinó entrar en detalles.

Diplomáticos y analistas occidentales creen que el nuevo plan de centros de enriquecimiento podría ser un farol, posiblemente una maniobra de negociación, y que llevaría años si no décadas ejecutarlo, pero los analistas señalan que sigue habiendo un riesgo de que Irán emplee una serie de centros teóricamente de uso civil para encubrir uno o dos puntos ocultos de enriquecer uranio apto para cabezas nucleares.