Público
Público

Rusia detiene el flujo de gas por Ucrania a Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Dmitry Zhdannikov y Pavel Polityuk

Rusia cortó todo el suministro de gas que pasa por Ucrania hacia Europa, agravando un conflicto que ha dejado a hogares e industrias del sudeste europeo sin gas y ha interrumpido el flujo del combustible a las grandes economías del continente.

El conflicto por los precios del gas que paga Ucrania y su deuda con Rusia cortó la calefacción en miles de hogares búlgaros y ha afectado el abastecimiento de países tan lejanos como Alemania y Francia, en medio de una ola de frío.

"El precio debe ser un precio de mercado basado en una fórmula de fijación", dijo el presidente ruso, Dmitry Medvedev por teléfono a su colega ucraniano Viktor Yushchenko, según un reporte difundo por el Kremlin.

"No habrá descuentos o preferencias para Ucrania", añadió.

Rusia y Ucrania se culpan de los cortes del suministro. Moscú acusa a su vecino de robar cerca de un 15 por ciento del gas que envía a través de su territorio a los estados europeos.

El pro occidental presidente ucraniano, Viktor Yushchenko, culpa a Moscú por la interrupción del suministro, argumentando que Rusia corta los envíos de gas a Europa.

La Unión Europea ha dicho que ambas partes deberían permitir una misión de supervisión para ver cuánto gas entra en Ucrania desde Rusia.

"Si hay acuerdo en esto nada impedirá que el abastecimiento sea restaurado (...) Lo que no significa que el éxito esté 100 por ciento asegurado", dijo el primer ministro checo, Mirek Topolanek.

Ambas partes se reunirán en Bruselas el jueves y la Unión Europea dijo que parecen avenirse a la idea de aceptar supervisores.

La empresa estatal de energía de Ucrania, Naftogaz, dijo que su jefe, Oleh Dubyna, puede que se reúna con el consejero delegado del monopolio ruso Gazprom.

Gazprom dijo que está incrementando la oferta hacia la Unión Europea a través Turquía y otras rutas de abastecimiento.

A pesar de esas medidas, la disputa recortó a la mitad el flujo de gas ruso a Europa, que obtiene un cuarto de sus suministros de Moscú.

La reducción de la oferta comenzó el 1 de enero, cuando Rusia menguó sus envíos a Ucrania, y se ha ido agudizando hasta superar un conflicto similar de enero de 2006.

En Kiev, Naftogaz dijo que el gas había dejado de fluir a través de la última estación de compresión que aún funcionaba, en la frontera occidental de Ucrania.

"Rusia, que provee el 80 por ciento de su gas a Europa a través de Ucrania, ha dejado a Europa sin gas. Hay cero tránsito", dijo el portavoz de Naftogaz, Valentin Zemlyansky.

PROBLEMAS EN EL CENTRO Y EL ESTE

La Agencia Internacional de la Energía dijo que Bulgaria, Rumanía, Grecia y Turquía tendrían problemas para generar electricidad y calor, si sigue el clima frío y se mantiene el corte del flujo de gas.

Muchos países han tomado medidas de emergencia para enfrentar la baja de las reservas de combustibles.

Topolanek, cuyo país preside la Unión Europea, dijo que el grupo está preparando una reunión de emergencia de los ministros de energía.

Ucrania dijo que está planeando reducir la oferta de gas a empresas de metales y químicas, aunque los hogares no se han visto afectados aún.

Europa del este y central se han llevado la peor parte. Bulgaria ha reducido o cortado el suministro a clientes industriales y al menos 45.000 hogares se quedaron sin calefacción central el miércoles. Las escuelas cerraron y algunas empresas no abrieron.

En Hungría cerró una filial del fabricante japonés de automóviles Suzuki, dijo una portavoz de la compañía.

En las principales economías de la zona euro, las consecuencias económicas no se han sentido, pero Francia informó de una reducción de la oferta e Italia comenzó a usar sus reservas.

Los precios de la energía en los mercados internacionales han subido como consecuencia de la crisis.