Público
Público

Rusia, escéptica ante el plan de Ucrania y la UE sobre el gas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Europa dio el lunes la bienvenida al "plan maestro" de Ucrania para modernizar las infraestructuras para transportar el gas ruso hacia la Unión Europea, pero Moscú advirtió que la seguridad energética de la Unión corre peligro si no se consulta a Rusia.

El ministro ruso de Energía, Sergei Shmatko, afirmó que la medida parece acercar legalmente Ucrania a la UE y que podría afectar a los intereses de Moscú.

"Esta estrategia unilateral (...) podría llevar a un gran daño a la seguridad energética de la UE", advirtió.

En una conferencia de inversión Ucrania presentó su plan de destinar miles de millones de euros para ampliar la capacidad de sus gasoductos en 60.000 millones de metros cúbicos al año, sobre los 140.000 millones de metros cúbicos actuales, y pidió la ayuda de inversores europeos.

Ucrania, la Comisión Europea y tres bancos internacionales han firmado un compromiso de cooperación destinado a fomentar la inversión y evitar una repetición de la crisis del gas que se produjo este invierno, causada por una disputa de precios entre Kiev y Moscú.

Ese episodio afectó a la UE, intranquila por su dependencia energética de Moscú desde que Rusia invadió a la vecina Georgia en agosto pasado.

"No podemos permitir que nuestros ciudadanos experimenten de nuevo escasez de combustibles en pleno invierno", dijo Benita Ferrero-Waldner, comisaria de Relaciones Exteriores de la UE.

Cerca de una quinta parte del gas que consume Europa proviene de Rusia a través de Ucrania.

La primera ministra ucraniana, Yulia Tymoshenko, describió la propuesta de modernizar la red como una forma de incrementar las importaciones de gas de la UE más barata que construir gasoductos de larga distancia como el Nabucco, que sale de la región del Caspio.

Por su parte, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, amenazó con revisar sus relaciones con la Unión Europea en lo que respecta a los suministros de gas si se ignoran los intereses de su país, y definió el plan presentado por Kiev como "poco profesional".

"Me parece que el documento del que estamos hablando es, como mínimo, poco recomendable y profesional, porque discutir asuntos como esos sin el proveedor principal es simplemente algo poco serio", dijo Putin en la localidad turística de Sochi, en el mar Negro.

"Si se ignoran los intereses de Rusia tendremos que comenzar a reconsiderar los principios de las relaciones con nuestros socios", añadió.