Público
Público

Rusia rechaza un "cambio de régimen" en Siria porque supondría más violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, reiteró hoy el rechazo de su país a que el Consejo de Seguridad de la ONU respalde "un cambio de régimen" en Siria por considerar que eso aumentaría la violencia en el país árabe.

Cuando desde el Consejo de Seguridad "se exige un cambio de régimen como precondición (para la solución del conflicto), ese es un camino seguro para la guerra civil", afirmó Lavrov en una rueda de prensa en Viena con su homólogo austríaco, Michael Spindelegger.

Lavrov reiteró que hay que "sentar a todas las partes del conflicto sirio a una mesa de negociaciones" para buscar un acuerdo y evitar más víctimas.

"Hay que parar la violencia, venga de donde venga. Somos contrarios a una intervención extranjera y creemos que el problema se debe de solucionar con un diálogo inclusivo" de todas las partes implicadas en el conflicto.

"Hay que sentarse a la mesa de negociaciones, pero algunos opositores se niegan a ello, eso sólo puede llevar a la pérdida de más vidas humanas", insistió Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que mañana se reunirá en Viena con el ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, para tratar la situación de Siria y las últimas iniciativas de Francia al respecto.

Juppé instó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU a que discuta su iniciativa de crear corredores humanitarios para asistir a la población civil en las zonas donde se han producido masacres.

El pasado día 4 de febrero, Rusia y China vetaron una resolución en el Consejo de Seguridad que respaldaba una iniciativa de la Liga Árabe a favor de que el presidente sirio, Bachar al Asad, deje el poder.

Respecto al controvertido programa nuclear de Irán, Lavrov solicitó a Teherán que coopere con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) para aclarar las dudas sobre su proyecto nuclear.

Aún así, criticó las sanciones unilaterales impuestas por EEUU y la Unión Europea a Teherán, asegurando que socavan "la actuación internacional conjunta".