Público
Público

Rusia tacha de infundadas las acusaciones de espionaje de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rusia dijo el martes que las acusaciones de Estados Unidos de que había desarticulado una importante red rusa de espionaje días después de que el presidente Dmitry Medvedev se reuniera con Barack Obama en Washington eran infundadas e inapropiadas.

Las autoridades estadounidenses dijeron el lunes que habían arrestado a 10 supuestos espías que habían reclutado fuentes políticas y reunido información para el Gobierno ruso.

"Tales acciones no tienen fundamento y son inapropiadas", dijo el Ministerio de Exteriores en un comunicado. "No entendemos qué ha llevado al departamento de Justicia de Estados Unidos a hacer un comunicado público con el espíritu del espionaje de la Guerra Fría", añadió.

"Lamentamos profundamente que todo esto ocurra con el telón de fondo de la reactivación de las relaciones, como declaró la Administración estadounidense", dijo.

Las autoridades han acusado a once individuos de llevar a cabo una labor encubierta en Estados Unidos para reclutar a fuerzas políticas y reunir información para el Gobierno ruso.

Los individuos estaban acusados de recoger información como programas de investigación sobre cabezas nucleares, sobre el mercado mundial del oro y de un intento de obtener datos sobre personas que solicitaban puestos en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), según aparece en un documento federal estadounidense.

El Departamento de Justicia les acusó de operar bajo las órdenes de la agencia rusa SVR como "ilegales", un término usado en el mundo de la inteligencia para referirse a agentes infiltrados que viven y operan bajo identidades falsas, en lugar de los funcionarios que usan una tapadera diplomática u otra legítima.

Las autoridades dijeron que diez de ellos fueron arrestados el domingo en Boston, Nueva York, Nueva Jersey y Virginia bajo cargos que incluyen la conspiración para actuar como agentes ilegales de la Federación Rusa y blanqueo de dinero.

Moscú ha acusado repetidamente a las potencias occidentales de mantener operaciones de espionaje contra Rusia pese al fin de la Guerra Fría. Las potencias occidentales e quejan también de la actividad rusa, especialmente en el área comercial y científica.

GOLPE A OBAMA

Las acusaciones llegan apenas días después de que Obama alabara la "reanudación" de los lazos entre los dos rivales de la Guerra Fría cuando ambos líderes se reunieron en Washington.

Medvedev hizo una gira la semana pasada en Estados Unidos para intentar mostrar que Rusia está construyendo una economía basada en la innovación y amiga de invertir. El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció los arrestos horas después de que Medvedev volviera a Rusia desde Toronto, donde asistió, como Obama, a la cumbre del G-20.

"La selección del momento fue particularmente graciosa", dijo el ministro de Exteriores Sergei Lavrov a periodistas durante un viaje a Jerusalén.

Los analistas rusos consultados dijeron que el momento sugería que era un intento de las autoridades estadounidenses para minar esa recuperación de las relaciones, que la Administración Obama ha alabado como un gran logro en política exterior.

"Es una bofetada en la cara a Barack Obama", dijo Anatoly Tsyganok, analista político en el Instituto moscovita de Análisis Político y Militar. Rusia inevitablemente colgará la etiqueta de la Guerra Fría y destapará un número igual de espías estadounidenses, dijo.

El jefe de gabinete del primer ministro Vladimir Putin dijo a Reuters que no tenía comentarios sobre las acusaciones de espionaje y dijo que probablemente se abordarían en la reunión que Putin celebraría el martes con el ex presidente estadounidense Bill Clinton en Moscú.

El responsable del servicio de inteligencia exterior SVR, Sergei Ivanov, dijo: "No habrá comentarios".

Los arrestos son la culminación de una investigación de varios años que empleó un seguimiento amplio de comunicaciones y grabaciones, incluidos aparatos de escucha en las casas de los acusados, dijo el Departamento de Justicia.