Público
Público

Rusia viaja con ventaja a Eslovenia; Grecia y Ucrania, igualados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La selección rusa visitará Eslovenia con la estrecha ventaja tomada en el partido de ida en el que ganó por 2-1, cuando dispute el miércoles el partido de vuelta de la repesca por el Mundial.

Por su parte, Grecia viajará a Ucrania con el marcador igualado tras el empate por 0-0 cosechado en Atenas en la ida de la eliminatoria.

Rusia mantendrá su estilo de juego ofensivo que le permitió vencer en el primer partido, manifestó su seleccionador, Guus Hiddink.

El holandés, que ha llevado a tres selecciones al máximo torneo internacional con su característico estilo de juego ofensivo, dijo que Rusia no podría centrarse sólo en defender porque Eslovenia consiguió un gol a domicilio en el partido de ida.

"Desde que estoy aquí siempre he intentado jugar agresivo, un fútbol de ataque que la mayoría de aficionados quieren ver", dijo Hiddink a Reuters.

"Eslovenia necesita marcar para tener la oportunidad de conseguir una victoria en el total por lo que también tienen que atacar. Por lo que tenemos que jugar un partido equilibrado e intentar cogerles en algún fallo, si es posible".

Hiddink, que celebró su 63º cumpleaños el pasado domingo, siempre ha conseguido llevar a sus equipos a un torneo importante.

El holandés condujo a la selección de su país al Mundial de 1998, después repitió la proeza con Australia en 2006 antes de llevar a Rusia a la Eurocopa 2008, donde sorprendentemente alcanzaron las semifinales, consiguiendo su mejor resultado en 20 años.

Eslovenia, en el puesto 49 de la clasificación de la FIFA, mantiene la confianza en sus posibilidades de dar la vuelta al gol de diferencia.

"Sabemos lo que tenemos que hacer para ganar", dijo el delantero esloveno Nejc Pecnik, que marcó a solo dos minutos del final del partido de ida de la eliminatoria, alimentando la moral respecto al partido de vuelta en casa.

Los eslovenos, que solo han jugado previamente un Mundial en 2002, sienten que lo pueden hacer mucho mejor en el césped de Maribor que en la superficie sintética en la que jugaron en el estadio Luzhniki de Moscú.

ESPÍRITU DE LUCHA ESPECIAL

Por su parte, Grecia debe mostrar un "espíritu de lucha especial" y minimizar los errores el miércoles en el partido de vuelta de la repesca por el Mundial ante Ucrania, dijo su seleccionador, el griego Otto Rehhagel.

Grecia empató con Ucrania por 0-0 en el partido de ida, presentando una defensa de cinco hombres pero sin mostrar una clara amenaza a los rivales.

"Mañana, fundamentalmente, es la segunda parte de esta eliminatoria y todos los jugadores deben estar al límite", dijo Rehhagel a los periodistas el martes. "No es un partido normal donde puedes volver la próxima semana y corregir los errores".

Los campeones de Europa de 2004, esperan alcanzar el Mundial por segunda vez en su historia tras jugar el torneo en 1994.