Público
Público

Rusia y Ucrania firman un acuerdo sobre el gas para 10 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rusia y Ucrania firmaron el lunes un acuerdo para los próximos 10 años que abre la puerta a la reanudación de los suministros de gas ruso a una congelada Europa, tras casi dos semanas paralizadas por una disputa entre las dos antiguas repúblicas soviéticas.

Ucrania comprará gas ruso en 2009 con un descuento del 20 por ciento comparado con los precios de mercado europeos, dijo en la ceremonia de firma del acuerdo el primer ministro ruso, Vladimir Putin.

El documento fue firmado por el consejero delegado del monopolio ruso Gazprom, Alexei Miller, y el de la compañía estatal ucraniana Naftogaz, Oleh Dubyna, con la presencia de la primera ministra ucraniana, Yulia Tymoshenko.

"Gazprom ha recibido la orden de comenzar los envíos por todas las vías indicadas por nuestros socios ucranianos y en su volumen total", manifestó Putin en una rueda de prensa conjunta con Tymoshenko.

La primera ministra ucraniana, que voló a Moscú tras alcanzar un acuerdo con Putin durante el fin de semana, dijo que el suministro a Europa se reanudará en unas pocas horas, según la citó Interfax.

Se calcula que el gas ruso tardará 36 horas en cruzar Ucrania y llegar a Europa.

Rusia cortó los suministros a su vecino el 1 de enero porque Kiev no quería pagar un precio más elevado por el gas. Seis días después, las exportaciones a Europa a través del territorio ucraniano también cesaron, en medio de las acusaciones rusas de que Kiev estaba "robando" gas previsto para la exportación.

Los dirigentes ucranianos lo negaron, y acusaron a Moscú de intentar chantajear a sus clientes europeos con el parón del suministro.

Ucrania, que afronta su peor recesión en una década, decía que no podía permitirse pagar precios elevados. Los analistas han pronosticado que su economía retrocederá un cinco por ciento este año.

Tymoshenko señaló que pagarán menos de 250 dólares por 1.000 metros cúbicos en 2009.

Ambos vecinos han acordado también eliminar a los intermediarios en el comercio de gas. Los acuerdos anteriores se vieron complicados por la presencia de un intermediario con sede en Suiza, Rosukrenergo, una oscura sociedad conjunta entre Gazprom y dos empresarios ucranianos.