Publicado:  04.06.2009 17:32 | Actualizado:  04.06.2009 17:32

Ruta del arte por el "Camino del agua" de la Sierra de Francia

En el Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia, el rumor del agua pone la nota musical a los bosques de castaños, alisos, madroños, cerezos y olivos que hacen de este paraje del sur de la provincia de Salamanca un espacio natural privil

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Algo más de dos horas de tiempo, capacidad para caminar siete kilómetros por un recorrido de dificultad baja y el deseo de sorprenderse a cada paso son los tres elementos básicos que se necesitan para realizar la ruta que propone "Camino del agua". Este itinerario circular entre Mogarraz y Monforte, en el Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia, propone una fusión entre arte y naturaleza: de un lado, los frondosos parajes de este rincón del sur de la provincia de Salamanca; del otro, un conjunto de obras de destacados artistas contemporáneos que irrumpen ante los ojos del caminante como auténticas sorpresas visuales en medio del paisaje.

La primera propuesta artística, tras las Pasaeras del Bocino, es creación de Miguel Poza. Con el enigmático título de "k´oa", una instalación con forma de jaula protege y vigila la naturaleza, como queriendo preservar para el futuro su carácter único. En el puente de Monforte espera al viajero la peculiar invitación de Virginia Calvo a la ensoñación: "Serena", una evocación del mágico mundo de las sirenas que causaban la perdición de los hombres con sus cantos (y encantos) femeninos de seducción. "S/T", de Alfredo Sánchez, traduce el murmullo del agua, la llovizna y las cosas sencillas de la naturaleza desde el mirador de Monforte.

El Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia es sin duda un lugar idóneo para simplemente pararse, sentarse, contemplar y no pensar en nada. O en todo. Para desconectar de la rutina y sentirnos en íntimo contacto con la naturaleza. Manuel Pérez de Arrilucea captó esa esencia y la plasmó en sus "Siete sillas para escuchar", ubicadas en el Puente de los Molinos y el Puente del Pontón. Pozos de reposo y contemplación son también los asientos circulares de Juárez & Palmero y Juanvi Sánchez.

Y al final de la ruta espera la "Cruz de Mingo Molino", de Florencio Maíllo. Imponente el granito en estado natural con el que la ha concebido el artista. Imponente, también, el sentido de origen del paisaje que con ella ha querido transmitir. Se termina el viaje y esta obra reivindica, para cerrarlo, la naturaleza que, aun en medio de un mundo que en ocasiones se aleja tanto de ella, sigue teniendo la capacidad de sobrecogernos y admirarnos.




www.mogarraz.es"Camino del agua"


Doña TeresaVilla de Mogarraz Hotel & Spa


El Balcón de la Plaza

 

PUBLICIDAD

Comentarios