Público
Público

Una ruta guiada por exniños guerrilleros

Guatemala. Raquel, de Intermón, trabaja ayudando a una pequeña comunidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La capacidad de cien familias guatemaltecas que lograron reconducir sus vidas después de que alguno de sus miembros fuesen niños guerrilleros es la característica más admirable que Raquel Checa, cooperante de Intermón Oxfam, destaca de los miembros de la Cooperativa Nuevo Horizonte (CNH). La CNH es una de las 19 organizaciones locales con las que colabora Intermón, dentro de la campaña Vamos al grano, en la que exigen al Gobierno 'que invierta a favor de los pequeños agricultores para que no dependan tanto de las importaciones', señala Raquel, de 32 años. En este caso, se trata de una comunidad que posee 600 hectáreas de terreno, situadas a 460 kilómetros al norte de Ciudad de Guatemala, donde la población ha conseguido 'reinsertarse en la vida legal' aprendiendo a vivir de la agricultura y la ganadería.

'Es sorprendente su espíritu de lucha; impresiona ver todo lo que han conseguido, sobre todo, cuando te cuentan cómo aprendieron a cambiar el fusil por una hoz', detalla la viajera. 'Y todo lo han hecho en poco más de diez años', añade.

Pero además de ser ya grandes agricultores, también se han convertido en experimentados guías turísticos. De hecho, la comunidad cuenta con un complejo en el que no sólo ofrece alojamiento a los visitantes, sino también comida y visitas guiadas por la zona. 'Puedes elegir entre un paseo por el Bosque de la Vida, visitar la Laguna Oquevix que significa Entrada del Espíritu o recorrer las ruinas mayas de Tikal, uno de los parques más grandes de Centroamérica', explica Raquel. 'Y todo con precios muy asequibles', asegura.

'El plato típico esla tilapia, una especie de trucha que seacompaña de arroz y frijoles' 

De la primera opción, el bosque donde se libraron batallas entre los indígenas y los colonos españoles, Raquel destaca el descubrimiento de 'la vegetación que los indígenas utilizaban como alimento y medicación cuando tenían que sobrevivir entre montañas: palmas, árboles frutales, plantas medicinales'. 'Es un largo paseo que dura entre tres y cinco horas, pero es precioso', relata.

El trayecto culmina en su segunda recomendación: la laguna Entrada del Espíritu. 'Se pasea en los cayucos tradicionales y también te dejan pescar en su criadero de tilapias (un pescado de agua dulce parecido a la trucha)', señala Raquel. Para los valientes que no teman las picaduras de 'la gran cantidad de mosquitos que aparecen por las noches' existe la posibilidad de acampar.

La tilapia es, junto a las tortillas de maíz, el plato típico de la zona. 'Se prepara al vapor o frita y se acompaña de arroz y frijoles', asegura esta cooperante. Del resto de la fauna del lugar, Raquel se queda con 'los animales tropicales como el jaguar, el puma, la pantera, el armadillo, el tucán o el pájaro carpintero'. Y para terminar unas buenas vacaciones, nada mejor que 'encontrarte pirámides en medio de la selva'. Raquel resume así la ruta por el parque natural de Tikal, una visita 'impresionante' para la que sólo es necesario llevar 'una gorra y un poco de agua para soportar el calor'.