Público
Público

Ruz amplía a 30 millones la fianza impuesta a la familia Ruiz-Mateos

Les cita a declarar como imputados por Nueva Rumasa 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No parece que las cosas vayan a pintar bien para la familia Ruiz-Mateos en la causa abierta por la emisión de pagarés que realizó para financiar Nueva Rumasa. Sin haber prestado aún declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, ayer vieron cómo el magistrado les ampliaba a 30 millones de euros la fianza de 13 millones que les impuso en junio para hacer frente a la responsabilidad civil a la que podrían ser condenados en un futuro juicio.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha citado a declarar como imputados a José María Ruiz-Mateos, su mujer, Teresa Rivero, y sus hijos Zoilo y Álvaro el próximo 18 de octubre; al día siguiente está previsto que comparezcan otros cuatro hijos del matrimonio y su sobrino Zoilo Pazos.

José María Ruiz Mateos, su mujer y dos hijos deben declarar el día 18

Todos ellos deberán responder por los delitos de estafa e insolvencia punible que les atribuye la querella que presentaron 63 inversores contra Nueva Rumasa. Su inversión conjunta ascendía a 9,44 millones de euros en pagarés del grupo de empresas de la familia Ruiz-Mateos. El juez la admitió a trámite con el informe favorable de los fiscales Anticorrupción Alejandro Luzón y Juan Pavía, que identificaron a 1.017 inversores de empresas de Nueva Rumsas por un importe total de 90,49 millones de euros.

En el auto de admisión, el juez Ruz señalaba que la causa 'deberá limitar con la mayor precisión el importe de las presuntas defraudaciones llevadas a cabo, así como el destino último dado por losquerellados a las cantidades desembolsadas por los inversores' que adquirieron pagarés a cambio de una elevada rentabilidad.

El juez investiga las emisiones de pagarés realizadas por el grupo

Ruz rechazó, al menos de momento, abrir diligencias contra la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España, entidades a las que los afectados consideran responsables civiles subsidiarios de lo ocurrido.

El magistrado señalaba que de las actuaciones se deduce que podría estarse ante 'defraudaciones que produzcan o hayan podido producir un perjuicio patrimonial de entidad relevante en una generalidad de afectados'.

Según la Agencia Tributaria, 'Nueva Rumasa podría alcanzar un número mínimo de 147 empresas, que funcionan bajo el principio de caja única y que actúan bajo una unidad de decisión atribuible a la familia Ruiz-Mateos y singularmente a sus miembros varones'. El grupo fue vendido a principios de mes a Ángel Cabo , dedicado supuestamente a liquidar empresas en crisis y conocido por haber agravado la insolvencia de Marsans, informa Efe.

El grupo de empresas se caracteriza por su 'total opacidad, ya que su titularidad formal corresponde a otras sociedades residentes en paraísos fiscales, jurisdicciones no cooperantes y otros territorios de riesgo', en total 27 sociedades en Belice, dos en Panamá y cuatro en Holanda, cuyo representante 'suele ser un testaferro'.