Público
Público

S&P baja la calificación a cuatro entidades de crédito españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's anunció el miércoles una rebaja en los ratings de Popular, Sabadell, Caja Madrid e Ibercaja.

La agencia dijo que la medida refleja una visión más negativa sobre la magnitud y profundidad de la recesión en España y añadió que las consecuencias de la recesión afectarán a los perfiles financieros de las entidades, sobre todo en la calidad y rentabilidad de sus activos desde su última revisión a finales de 2008.

La agencia señaló e los ratings reflejan las expectativas del impacto a largo plazo sobre la fiabilidad crediticia de la severa contracción económica que está teniendo lugar.

S&P destacó, no obstante, que en su opinión varias entidades financieras que no cuentan con calificaciones, sobre todo cajas de ahorros, están sufriendo y continuarán sufriendo del actual parón económico en mayor medida que las entidades sobre las que tienen ratings.

El fuerte deterioro de la calidad de los activos desvelado por la mayoría de estas instituciones a la largo de 2008 apoya esta visión.

Además, Standard & Poor's rebajó la perspectivas de Santander y BBVA a negativa desde estable y mantuvo los ratings sobre ambas entidades en 'AA/A-1+'.

S&P REVISA PIB ESPAÑA A LA BAJA

Standard & Poor's ya revisó su estimación sobre el crecimiento económico español hasta una tasa de crecimiento negativa del 2,9 por ciento en 2009 y una caída del 0,3 por ciento en 2010.

La agencia de calificación espera que el deterioro de la calidad de los activos continúe durante los dos próximos años, pero la gravedad de los problemas varía significativamente de entidad a entidad, tal y como se demostró en 2008.

S&P dice que el impacto en cada entidad dependerá de la composición de su cartera crediticia y sus estándares de garantía en el aseguramiento de los créditos durante el período de bonanza.

Como en 2008, la cartera de los bancos en el negocio inmobiliario, constructor y en actividades relacionadas registraron las tasas de morosidad más elevadas como consecuencia de la fuerte contracción en la demanda de viviendas.

Al profundizarse la recesión, la agencia espera ver en el transcurso de 2009 un incumplimiento de las carteras de crédito comerciales de los bancos (que hasta ahora han aguantado relativamente bien).

S&P dice que pronostica que las tasas de impagos de los pequeños y medianos negocios se incrementen fuertemente mientras el consumo se desacelera. Según Standard & Poor's, la evolución de la cartera del negocio de préstamos residenciales continuará debilitándose, castigado por el incremento del desempleo (como también por los préstamos de consumo).

En la mayoría de los casos, los bancos concedían préstamos a individuos con ingresos bajos, inmigrantes y no residentes para la compra de segundas viviendas, muchas veces a través de agentes independientes.

Standard & Poor's no cree que el capital de Caja Madrid, Popular, Ibercaja y Sabadell esté ya consumido (en relación con el rating), y no espera que unos resultados más bajos afecten sustancialmente al capital.

No obstante, si la contracción es más severa en 2010 o si la crisis económica se prolonga en 2011, la agencia cree que la flexibilidad de algunas entidades para lidiar con este escenario deprimido se pueda ver comprometida.

ANÁLISIS DE LAS CUATRO

Si la inestabilidad financiera lleva a la agencia a otra bajada de rating de Caja Madrid, S&P valoraría una potencial ayuda del estado para proporcionar un apoyo extraordinario a la caja de ahorros madrileña.

La rebaja de calificación de Standard & Poor's sobre la contrapartida de crédito a largo plazo y corto plazo de Popular incorpora la expectativa de que el rápido deterioro de los activos en 2008, los problemas de activos de Popular se irán materializando durante los próximos años.

Una inesperada caída de los ingresos podría afectar la capacidad de Popular para cubrir pérdidas de préstamos esperadas y también podría llevar a una bajada del rating.

La bajada de Ibercaja refleja la opinión de S&P de que la calidad de activos de esta caja y su rentabilidad se verán presionados como resultados del empeoramiento de la economía.

Por su parte, la rebaja de Sabadell refleja la visión de la agencia de la alta exposición del banco al segmento de la promoción inmobiliaria y el hecho de que una parte importante de su cartera de préstamos sea con las pymes (pequeñas y medianas empresas) incrementa la vulnerabilidad a mayores pérdidas crediticias en un contexto de empeoramiento económico.