Público
Público

S&P rebaja la nota al BBVA y revisa los 37 mayores bancos del mundo

Bank of America, Citigroup, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Wells Fargo bajan también su calificación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's ha rebajado la nota que otorga al banco español BBVA y mantuvo la que concede al Santander, en el marco de un proceso de revisión de los criterios que utiliza para evaluar la solvencia de las grandes entidades financieras del mundo.

En el caso de BBVA, la agencia degradó su nota desde 'AA-' hasta 'A+' con perspectiva negativa, mientras que mantuvo la de su filial mexicana en 'BBB' con perspectiva estable y la de su filial en EEUU en 'A', pero con perspectiva negativa.

Respecto al Santander, mantuvo su nota en 'AA-' con perspectiva negativa, y las de sus filiales en Reino Unido ('AA-'), Portugal ('BBB-') y México ('BBB'), mientras que mejoró la de su filial en EEUU, al pasarla de 'A' hasta 'A+', y la de su filial en Brasil, al pasarla de 'BBB-' hasta 'BBB'.

Los cambios anunciados  son resultado de los nuevos criterios de calificación que la agencia anunció el pasado 9 de noviembre para actualizar los métodos que emplea para evaluar la solvencia de las entidades financieras, según detalla S&P en un comunicado.

BBVA se suma así a otros grandes bancos cuya calificación también fue degradada por Standard & Poor's, entre los que se encuentran las seis principales entidades financieras de Wall Street. En el caso de Bank of America, Citigroup, Goldman Sachs y Morgan Stanley, la nota que les otorga pasa de 'A' hasta 'A-', y los mantiene con perspectiva negativa.

Mientras, la calificación de Wells Fargo pasa de 'AA-' hasta 'A+', también con perspectiva negativa, y JPMorgan Chase pasa de 'A+' hasta 'A', pero con perspectiva estable.

Entre otros de los grandes bancos del mundo que han visto un recorte en su calificación se encuentran Barclays, HSBC, ING, Lloyds, Royal Bank of Scotland o UBS.

La actualización de los criterios de calificación llega después de meses de duras críticas contra las agencias de medición como S&P, Moody's y Fitch, por no alertar a tiempo sobre los riesgos que desembocaron en la crisis financiera de 2008.

Bajo estos nuevos métodos, ahora Standard & Poors presta más atención para determinar si los bancos tienen suficiente capital para afrontar los momentos difíciles, según detalla el diario The New York Times.