Público
Público

S&P rebaja la nota de la deuda francesa

Hace un mes el presidente francés sacó pecho ante la posibilidad de que las agencias de calificación degradaran la matrícula de honor de la solvencia financiera gala

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La pesadilla de Sarkozy se ha hecho realidad: la agencia de calificación Standard & Poor's ha despojado a la deuda francesa de la sacrosanta Triple A, según ha confirmado el ministro de Finanzas, Economía e Industria francés, François Baroin, que ha tratado de quitarle trascendencia: 'No es una catástrofe', ha señalado para asegurar que sigue siendo una buena calificación y significa que Francia debe seguir adelante con las reformas. Esta tarde, varios canales de la televisión gala avanzaban esta noticia, citando fuentes del Gobierno.

Hace un mes el presidente francés sacó pecho ante la posibilidad de que las agencias de calificación degradaran la matrícula de honor de la solvencia financiera gala. Aumentarían las dificultades, reconoció, pero no sería 'insuperable'. Aun así, a nadie se le ocultaba que perder la máxima calificación era la espada de Damocles que amenazaba sus posibilidades de presentarse a las presidenciales en abril con suficientes garantías de ser reelegido.'Si perdemos la 'triple A' estoy muerto', llegó a reconocer durante un receso en una cumbre europea.

La noticia ha saltado rápidamente a las ediciones digitales de los principales diarios franceses. En diciembre, S&P puso en revisión a la baja la nota de 15 países europeos, entre ellos los seis que tienen Triple A: Alemania, Austria, Finlandia, Francia, Luxemburgo y Países Bajos. Según el Financial Times Austria también ha perdido la 'triple A'.

La bolsa española pasaba hoy por la tarde a terreno negativo por informaciones que apuntaban a una rebaja inminente de los ratings soberanos de varios países europeos por parte de la agencia, aunque cerró con un tímido positivo del 0,28%.

La posibilidad de una rebaja había impactado en el mercado de divisas, enviando al euro a un mínimo de 16 meses frente al dólar, y las bolsas también reaccionaron negativamente. Los principales índices estadounidenses cedían más de un 1%, mientras que el europeo FTSEurofirst caía un 0,8%.


EU S&P Ratings