Público
Público

Sabadell y Guipuzcoano ultiman la primera fusión de bancos

También mantuvieron conversaciones con Banco Pastor, pero no han fructificado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hasta ahora parecía que sólo eran las cajas las que iban a participar en el baile de fusiones, pero en la banca mediana también ha empezado a haber movimientos. El Banco de España quiere hacer una reestructuración a fondo del sistema financiero español y eso no tiene por qué dejar fuera a los bancos, por mucho que sean las cajas las que más problemas están atravesando por sus menores posibilidades de acceder al mercado para captar capital y liquidez.

Banco Sabadell (un habitual de las compras en España) está ultimando la fusión con Banco Guipuzcoano, un banco también considerado mediano aunque de un tamaño muy inferior. Por el momento no se ha definido la forma de ejecutar la fusión (lo más probable es una absorción, dada la diferencia de tamaños) y ni siquiera está aprobada definitivamente, pero las conversaciones están muy avanzadas, aseguraron a Público fuentes del sector financiero. Un portavoz oficial del Sabadell declinó hacer ningún comentario sobre la posible fusión. Fuentes del Guipuzcoano aseguraron a Efe que no han recibido 'oficialmente' ninguna oferta del Sabadell.

Inicialmente, las conversaciones fueron a tres bandas, ya que también participó Banco Pastor (que se planteó asimismo hacer una fusión a dos con Guipuzcoano), pero estos contactos no han avanzado en los últimos días. Un portavoz de Banco Pastor declaró a Público que 'el banco tiene un proyecto independiente que no contempla la fusión con el Sabadell'.

La unión del banco catalán y el vasco tiene sentido estratégico y estaría bien vista por el Banco de España, ya que no tendrían apenas solapamiento de oficinas. Sabadell tiene menos de una decena de sucursales en el País Vasco, mientras que Guipuzcoano apenas tiene presencia en Catalunya.

Pese a que esta operación coincide con la finalización del plazo para solicitar ayudas públicas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), la fusión, en caso de materializarse, podría realizarse sin solicitar apoyo público.

La unión de ambas entidades daría lugar a un banco con unos activos de 95.448 millones de euros y un beneficio (según los datos de 2009) de 554 millones, con lo que el Sabadell se mantendría como cuarto banco de España, por detrás de Santander, BBVA y Popular. Conjuntamente, tienen 1.436 oficinas, de las que la mayoría (1.180) son del banco catalán, y 11.105 empleados.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, siempre ha reconocido su interés por hacer compras y que está dispuesto a aprovechar cualquier oportunidad que le ofrezca la crisis, pero también ha destacado en los últimos meses que no es su prioridad dada la difícil situación económica que atraviesa el país. El verdadero crecimiento que a corto y medio plazo espera el Sabadell es el que le puede llegar como consecuencia de la fusión de las cajas catalanas, que le permitirá captar a muchos clientes temerosos por el futuro de esas entidades.