Público
Público

"Sacudían a la elefanta con un garfio de hierro"

Un ex empleado relata el maltrato continuo que padecían los animales en su circo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Un día después de darle un baño a la elefanta Karen, los cuidadores le sacudieron con un garfio de hierro. No quería actuar y tuvieron que darle descargas eléctricas para reducir su comportamiento'. Es el testimonio de Tom Ryder, ex trabajador del circo Ringling Brothers, que ayer comenzó en Sevilla su gira por España. Ryder, junto a la Asociación Internacional de Defensa de los Animales (ADI, en inglés) y Los Verdes, denunció ayer las duras condiciones de vida que deben soportar los animales de circo.

La compañía niega estos hechos. El Ayuntamiento de Sevilla, según los denunciantes, les respondió que el circo cumple con todos los requisitos legales exigidos.

'Cada día me levantaba para asear a los elefantes, que hacían giras interminables por Europa y América Latina, incluso en los meses más crudos', recordó Ryder, algo 'muy perjudicial' para los animales cuando viajan en cabinas de hierro.

Según ADI y la ONG Anima Naturalis, la situación que viven los animales en el circo Ringling Brothers no es un caso único y se puede aplicar a los 15 que realizan espectáculos hoy en España.

Ryder relata el momento que le llevó a decir basta. 'En una de aquellas giras por Europa, el dueño del circo me comentó que iba a sacrificar a dos tigres porque no quería darles más de comer. Ahí fue cuando estallé, y me fui a Londres para dar mi testimonio al periódico Daily Mirror', recuerda Tom.