Público
Público

Sacyr gana el contrato del Canal de Panamá

Ofrece hacerlo por 2.233 millones, la mitad que sus rivales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los primeros espadas de las grandes constructoras españolas, reunidos ayer por la tarde en la misma mesa como ponentes en unas jornadas sobre construcción, estuvieron durante todas las conferencias enganchados a la web de la Autoridad del Canal de Panamá, a través de sus móviles, para conocer el ganador del contrato del año para la ampliación de una infraestructura clave en América. Un muy ufano Luis del Rivero, presidente de Sacyr Vallehermoso, se encargó de anunciar a los presentes que la mejor oferta había sido la de su consorcio.

Sacyr, aliada con la italiana Impregilo, la panameña Constructora Urbana y la belga Jan de Nul, obtuvo la mejor puntuación técnica (el 55% de la puntuación total), seguida de la del otro consorcio español, ACS, FCC y Acciona. El grupo de la estadounidense Bechtel fue barrido por los españoles.

En la oferta económica, Sacyr afinó al máximo, ya que propuso diseñar y construir el tercer juego de esclusas del canal, una obra de ingeniería de gran envergadura, por 3.118,9 millones de dólares (2.233 millones de euros), la mitad de lo que propusieron sus rivales españoles: 5.981 millones (4.283 millones de euros). Según fuentes del sector, 'o hay informaciones que desconocemos o no salen los números'. El canal debe confirmar formalmente en unos días la adjudicación.

El presidente de Sacyr, ahora menos preocupado con la deuda de la empresa, sacó pecho ante los periodistas: 'Podemos volver a utilizar la rima' del Real Madrid 'y decir ¡así, así, así gana Sacyr!' o 'hemos ganado el Wimbledon y el Roland Garros de la ingeniería'. Le llovieron las felicitaciones del presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán; de David Taguas, presidente de la patronal de grandes constructoras, Seopan quien afirmó que 'es la mejor noticia económica en bastante tiempo' y también del ministro de Fomento, José Blanco, que clausuró las jornadas organizadas por la patronal madre, la CNC.

Después, Blanco prometió acelerar la inversión en obra pública, además de confiar a la colaboración público-privada el grueso de los 15.000 millones del plan trienal que aprobará antes de fin de año. Las constructoras piden 10.000 millones al año y otro plan E para las comunidades autónomas.

El problema del mercado inmobiliario también estuvo presente en las jornadas. La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, anunció que en breve funcionarán los avales para el 50% de 100.000 hipotecas de vivienda protegida. Por su parte, los promotores aseguraron que si no se toman medidas para facilitar la financiación de pisos, el stock de 800.000 viviendas no se absorberá hasta 2014.