Público
Público

Sacyr gana un 7,2% más por el negocio internacional, las ventas de activos y Repsol

Sacyr descarta una eventual venta de su participación en la petrolera al menos hasta 2015, cuando vence el préstamo que pidió para comprar acciones de la compañía de Brafau

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sacyr obtuvo un beneficio neto de 30 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento el 7,2% en comparación al mismo periodo de 2012, gracias al negocio que desarrolla en el exterior, a las plusvalías por la venta de activos, y a la aportación de Repsol.

Concretamente, la compañía se anotó 27 millones por la participación del 9,53% que tiene en Repsol, importe que resulta de restar a los 60 millones que le corresponden del resultado de la petrolera los 33 millones en que ha ajustado el valor contable de la inversión para adecuarla a su valor razonable. Además, en el primer trimestre del año Sacyr vendió distintos activos, como su parte en la Autopista del Sol de Costa Rica, una torre de Miami y un suelo en Oporto, y elevó en un 15% la facturación internacional.

Pese a ello, la cifra de negocio del grupo de construcción y servicios cayó un 8,4% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta 802,28 millones de euros, por la caída de actividad en el mercado doméstico. El incremento de los ingresos internacionales no pudo compensar el desplome del 23% contabilizado en España por la venta de activos y la caída de los tráficos. Con todo, la compañía que preside Manuel Manrique impulsó su internacionalización, dado que ya logra casi la mitad (el 48%) de su cifra de negocio de su actividad en el exterior.

De su lado, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía se contrajo un 10,6%, hasta 120,55 millones, afectado por la reducción de márgenes en el área de servicios.

Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora se mantiene como primera fuente de ingresos, pese a que cayó un 20,8%, hasta 412 millones de euros, afectada por la 'significativa reducción de la licitación de obra pública en España'. Sacyr cuenta con una cartera de obra pendiente de ejecutar por 5.988 millones, de la que el 81% se ubica en el exterior. La rama de promoción inmobiliaria duplicó (+110,6%) su facturación gracias a la venta de un terreno en Portugal por 24,6 millones, de forma que sumó 35,2 millones. La firma cuenta con un 'stock' de 700 viviendas.

Valoriza, la división de servicios, es la que más creció, un 10,6%, hasta generar 282 millones de euros, mientras que Testa, filial de patrimonio, facturó 61,6 millones, un 1,4% menos por la venta de activos. Sacyr Concesiones, de su lado, ingresó 57 millones, un 14,6% menos por la venta de activos y la caída de los tráficos.

A cierre del pasado mes de marzo, Sacyr presentaba un endeudamiento financiero neto de 8.619 millones de euros (de los que casi 2.400 millones corresponden a su inversión en la petrolera Repsol), un 1,9% superior a la de 2012. El grupo afronta la refinanciación de 963 millones de pasivo que vence este año.

Sacyr descarta realizar 'movimientos' en Repsol, esto es, una eventual venta de la participación del 9,5% que actualmente tiene en la petrolera, al menos hasta 2015, fecha en la que vence el préstamo que tiene asociado a esta inversión, según indicó el director financiero del grupo, Fernando Lacadena. 'Mientras no llegue el vencimiento del préstamo no percibimos movimientos en nuestra inversión', indicó el directivo, pese a que la actual cotización de la petrolera (unos 18 euros por acción) es próxima a la de unos 20 euros a partir de la que se suscribió el crédito para financiar la inversión en Repsol.

En la actualidad, Sacyr soporta una deuda de 2.396 millones de euros asociada a su participación en el grupo que preside Antonio Brufau, que vence el 31 de enero de 2015. Se trata de un importe equivalente al 27% del pasivo total de la constructora. 'Que el valor de cotización (de Repsol) se acerque al valor del préstamo otorga tranquilidad a todo el mundo, pero ello no quiere decir que Sacyr vaya a tomar decisiones al respecto', apuntó Lacadena durante la presentación de los resultados trimestrales del grupo costructor.

En la misma línea, el directivo aseguró que la política de dividendos de Repsol permite a Sacyr atender el servicio de la deuda e incluso realizar amortizaciones. 'Con el dividendo de julio (de Repsol) esperamos cancelar los intereses del periodo y realizar otra amortización', detalló.