Público
Público

Sacyr ganó 412,5 millones de euros hasta junio por la venta de Itínere

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sacyr Vallehermoso obtuvo un beneficio neto de 412,5 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las pérdidas de 100,6 millones de euros del mismo periodo de 2008, por las plusvalías de 760,8 millones de euros obtenidas de la venta de Itínere.

La compañía informó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que el resultado bruto de explotación o Ebitda disminuyó el 30,9 por ciento, hasta los 238,2 millones de euros.

La cifra de negocio del grupo aumentó el 24,1 por ciento hasta alcanzar los 3.302,9 millones de euros, gracias a las ventas de activos inmobiliarios y por la buena marcha de las actividades de servicios y concesiones, que compensan la disminución de los negocios de construcción y patrimonial.

El principal negocio del grupo, la actividad de construcción, disminuyó el 12,5 por ciento, hasta los 1.683 millones de euros, de los que Sacyr generó 1.312 millones y su filial portuguesa Somague 370,5 millones, mientras que la cartera de obra de esta actividad se situó en los 7.314,2 millones a cierre del periodo.

La actividad de promoción residencial, que desarrolla a través de Vallehermoso, fue la siguiente que más aportó a las ventas del grupo, al generar 1.159,9 millones de euros, más del doble que en el mismo periodo de 2008.

La empresa atribuye este comportamiento del negocio de promoción a las ventas de productos residenciales por importe de 385,3 millones y a las ventas de suelo, por 770,9 millones, en tanto que sitúa la cartera de preventas a 30 de junio ascendió a 985,4 millones.

El área de servicios, que desarrolla a través de Valoriza, alcanzó unos ingresos de 429,2 millones de euros, el 11,6 por ciento más, debido al incremento orgánico que han experimentado sus cuatro áreas de actividad (medioambiente, agua, energías alternativas y multiservicios) con la puesta en marcha de nuevos proyectos.

Testa, su filial patrimonial, aportó 131,8 millones de euros a la cifra de negocio del grupo, el 2,7 por ciento menos, debido a la disminución de su superficie de explotación por la venta de un centro comercial en Madrid, junto a otros activos, con unas plusvalías de 62,9 millones de euros, destinadas a la reducción de deuda.

Cabe destacar el nivel de ocupación se situó en el 96,9 por ciento a 30 de junio debido a la incorporación de la Torre SyV, cuya superficie destinada a oficinas estaba aún disponible.

El área de concesiones de Sacyr, creada con los 29 activos que se quedó el grupo tras vender Itínere a Citi, aumentó su facturación el 42,6 por ciento hasta los 47,6 millones de euros, debido a la buena evolución de las concesiones que ya tenía, así como a la entrada en explotación de otras como las autopistas de peaje en sombra Turia, Eresma y Barbanza, entre otras.

Al final del semestre, la deuda neta financiera del grupo había descendido el 16,7 por ciento con respecto al cierre de 2008, hasta 12.090 millones de euros, por la venta de Itínere y determinados activos inmobiliarios.

Además, la compañía explica que tras la liquidación de la opa sobre Itínere, Sacyr vendió el pasado 15 de julio vendió un 17,4 por ciento del capital de la concesionaria a Caixa Galicia, Caixanova y Cajastur, que permitió amortizar deuda por 500 millones de euros, hasta los 11.590 millones.

Asimismo, la empresa tiene pendiente la venta de un 9,95 por ciento adicional de Itínere que le permitirá amortizar otros 325 millones de euros, de forma que, según explicó la directora general corporativa del grupo, Ana de Pro, a finales de 2009 contará con un endeudamiento de 11.000 millones de euros.

Gran parte del endeudamiento actual del grupo (5.036 millones) se corresponde con la deuda asociada a la compra de Repsol, en tanto que 2.343 millones provienen de la deuda que soporta el patrimonio de Testa (-11,8%), en tanto que otros 1.966 millones son crédito promotor asociado a la actividad de Vallehermoso (-29,7%) y 906 millones, a la actividad de concesiones.