Público
Público

Safaris, tarde de tapas y fiesta en la nieve

En las estaciones aragonesas de Javalambre, Cerler y Formigal un buen número de actividades de ocio añaden dosis de originalidad a las actividades de esquí.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Seguramente si pensamos en un safari nocturno, una tarde entre tapas y cañas o una jornada de fiesta a ritmo de música disco el primer escenario que se nos vendría a la mente no sería una estación de esquí. Pero lejos de limitarse únicamente a las actividades más tradicionales, las estaciones aragonesas de Javalambre, Cerler y Formigal amplían su abanico de posibilidades de ocio para ofrecer propuestas originales en la nieve. Prohibido aburrirse.

CERLER. Esta estación es una de las más activas de la zona, y cuenta con una serie de propuestas que harán de la visita a ella toda una experiencia. El safari nocturno, por ejemplo, permite comprobar de cerca, sobre una máquina pisapistas, cómo trabajan los equipos nocturnos. Entre las paradas, una al centro de producción de nieve, en el que descubrir a partir de qué temperaturas se fabrica o cuánta se puede generar durante una noche. El recorrido termina en el restaurante Ampriu, en el que reponer fuerzas tras la excursión.

Los que quieran algo más animado pueden subirse a una moto de nieve y realizar un recorrido de siete kilómetros, con la opción de hacerlo en el marco de una salida nocturna con cena incluida. Quienes viajen con niños pueden dejarlos en las dos Skity Areas de Cerler, zonas diseñadas especialmente para los más pequeños con toboganes, iglú y zonas para esquiar especialmente habilitadas para ellos. Y para los momentos de relax, dos recomendaciones: la opción 'Forfait caña y tapa', que permite canjear el forfait en la cafetería panorámica Remáscaro por una caña o refresco y un sándwich, y Sarrau Beach, una barra de hielo al aire libre con una gran terraza y ambientación típica playera, incluyendo hamacas y sesiones de DJ los domingos.

FORMIGAL. La diversión también domina desde el mediodía hasta la noche en Marchica, el local de fiesta de Formigal, con celebraciones tematizadas y DJ´s. Antes, una opción atractiva es Formigal Tobogganing, una actividad con la que volver al pasado descendiendo en un trineo clásico de madera por la noche, con la pista del Río totalmente iluminada. ¿O por qué no animarse a probar el trineo de perros y ver de cerca la naturaleza de la zona acompañada por canes nórdicos? Imaginarse en Laponia sin salir de Aragón es posible en Formigal.

JAVALAMBRE. En esta estación, una de las principales novedades es la red de senderos panorámicos para raquetas de nieve. Y quienes deseen liberar altas dosis de adrenalina pueden decantarse por el nuevo skicross de la zona de Sabina, donde los amantes de la velocidad podrán disfrutar de cinco peraltes, dos zonas de dubies y saltos, en los que las emociones fuertes están aseguradas.



www.nievedearagon.eswww.aramon.es