Público
Público

Saint Paul recibe el desembarco de republicanos y de manifestantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de republicanos comenzaron hoy a invadir Mineápolis-Saint Paul (Minesota), donde el lunes abrirán una convención protegida por un ejército de agentes del servicio secreto y policías, que ya se han empleado contra los manifestantes.

En total, los organizadores esperan unos 45.000 participantes, incluidos los casi 2.400 delegados de los estados de la Unión que elegirán a John McCain como su candidato a la Presidencia de EE.UU. y unos 15.000 periodistas para presenciarlo.

Sin embargo, los manifestantes quieren superarles en número, pues aspiran a reunir a 50.000 en una marcha el lunes.

En comparación, más de 84.000 personas acudieron al estadio Invesco Field en Denver el pasado jueves a presenciar cómo Barack Obama era ungido como el candidato demócrata a la presidencia.

Para recibir a los visitantes, el aeropuerto internacional de las "ciudades gemelas", como se conoce a Mineápolis y Saint Paul, es un mar de decoraciones rojas, blancas y azules, los colores de la bandera estadounidense.

Al mismo tiempo las medidas extraordinarias de seguridad son evidentes, en forma de máquinas detectoras de explosivos y perros policía, que forman parte de un dispositivo que se comenzó a preparar hace dos años, según el director ejecutivo de la Comisión de Aeropuertos Metropolitanos, Jeff Hamiel.

Mientras, en las proximidades del Xcel Energy Center, el estadio del equipo de hockey Minesota Wild donde tendrá lugar la apoteosis republicana del lunes al jueves, trabajadores de la ciudad de Saint Paul han soldado las tapas de las alcantarillas y han atado las papeleras.

"Todo lo que pueda convertirse en un proyectil será eliminado", dijo a la prensa local Matt Anfang, presidente de la Asociación de Propietarios y Gestores de Edificios de Saint Paul.

En total, 3.500 agentes de departamentos locales y nacionales se encargarán de la seguridad de la convención.

Además, 2.100 miembros de la Guardia Nacional vigilarán las instalaciones importantes y estarán listos para responder a ataques con armas de destrucción masiva.

Algunos agentes secretos se pasearán por el estadio con equipos para la detección de radiación y la Administración Federal de Aviación restringirá el espacio aéreo.

El dispositivo policial no sólo está pensado para un posible atentado terrorista, sino que también tiene en mente a las protestas -principalmente en rechazo de la guerra en Irak- que envolverán el perímetro de seguridad que protege al Xcel Energy Center.

La policía ha querido curarse en salud y el viernes registró un edificio usado por un grupo de protesta que había declarado que pretendía interrumpir la convención, así como tres casas en Mineápolis el sábado.

Cinco personas fueron arrestadas y, según esos grupos, la policía se incautó de ordenadores, materiales para hacer pancartas y documentos varios.

Las protestas no sólo serán de izquierda. Los jefes del partido republicano no han hecho un hueco en la agenda a Ron Paul, quien fue uno de los rivales de McCain en las primarias, por lo que sus partidarios han organizado su propia convención.

Paul pertenece al bando libertario de los conservadores, el cual promueve un gobierno minúsculo que se abstenga de lanzar intervenciones militares en el extranjero y que no toque las libertades de los ciudadanos.

Su organización ha vendido 9.800 entradas para el llamado "Mitin por la República", el acto que agrupará a los acólitos de Paul en Mineápolis, al otro lado del río Misisipi, que divide a esa ciudad de Saint Paul.

Para controlarlos a todos ellos la policía cuenta con una red de cámaras que ha costado 3,4 millones de dólares y que puede enfocar cualquier detalle del centro de Saint Paul.

Mientras, el juzgado local se alista para sesiones nocturnas para procesar a los revoltosos.