Público
Público

Salamanca a golpe de "ready made"

Man Ray visita Salamanca. Su versatilidad creativa ha llegado a la ciudad castellana en una completa exposición de doscientas obras, que abarcan las múltiples facetas cultivadas por el artista en los albores del siglo XX.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vanguardia y libertad. Man Ray supone una buena oportunidad para transitar de nuevo los caminos que llevaron al arte occidental desde lo figurativo hacia el horizonte de las vanguardias. Considerado como un precursor total de movimientos y géneros que tuvieron su auge posteriormente, la exposición permite al espectador 'sumergirse en el mundo de este renacentista' del siglo XX, como lo ha calificado la comisaria del montaje, Marisa Oropesa.

Desde hoy y hasta el próximo mes de septiembre, la exposición acerca las más de doscientas obras de un creador que cultivó desde el óleo, hasta la fotografía, sin olvidar sus objetos reconstruidos en obras de arte, conocidos como ready-mades, ámbito en el que fue pionero junto con Marcel Duchamp.

Se trata, por tanto, de una exposición fascinante que llega a una ciudad como Salamanca, no menos fascinante. El contraste entre ambas aumenta el placer de recorrer las salas de la exposición en las que se muestran todas las facetas de un artista tan libre y tan difícil de encasillar.

Entre las obras de Man Ray que se pueden ver en esta muestra, destaca el primer cuadro que realizó experimentando con nuevas fórmulas, en este caso colocando sobre la obra recién pintada un lienzo en blanco para obtener un nuevo trabajo, del que sólo existen dos en el mundo.

En el apartado fotográfico, la muestra recopila algunas de sus creaciones más célebres que realizó durante su etapa como fotógrafo de moda y en la que destacan los retratos de personajes como Coco Chanel o Lee Miller, a los que se unen los de compañeros como Juan Gris y Picasso.

Otro de los objetivos del trabajo de Man Ray eran los objetos cotidianos a los que elevó a la categoría de arte, en obras como Señor cuchillo y señora tenedor, Obstrucción o Pin-up.

Ray, sin pretenderlo, abrió caminos y trazó líneas -dadaístas y surrealistas- que luego continuarían el arte abstracto, el pop-art y el resto de corrientes de posguerra. Su fino sentido del humor está permanentemente en sus obras. Y como lema: 'La búsqueda de la libertad y el placer, eso ocupa todo mi arte'.








www.cajaduero.es