Público
Público

Las salas catalanas cierran en protesta por la ley del doblaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayoría de las salas de Cataluña cerraron el lunes en protesta por la nueva ley del cine autonómica que obliga a doblar al catalán el 50 por ciento de las películas que se proyecten en la comunidad.

Los empresarios de los cines catalanes han realizado su protesta el mismo día que se celebra la fiesta del cine de catalán, con la entrega de los Premios Gaudí en Barcelona.

Más de 500 salas (un 72 por ciento del total ) se sumaron a la huelga por una ley que consideran será la ruina del sector con un descenso de los ingresos y de los espectadores y la amenaza de una pérdida de 2.000 puestos de trabajo.

En cine en Cataluña recaudó 130 millones de euros en 2009 y tuvo 20 millones de espectadores, una cuota importante de los 675 millones de euros y 110 millones de espectadores que registró el cine en España el año pasado, unos datos positivos tras cuatro años de tendencia negativa.

Los exhibidores de películas aseguran que no hay demanda para ver cine doblado en catalán, al contrario de lo que defienden las autoridades y algunos sectores políticos.

"La propia ley se contradice, hablan de que existe una gran demanda de cine en catalán pero imponen muchas sanciones. ¡Oiga! Somos empresas, si hubiese esa gran demanda somos los primeros interesados", dijo Camilo Tarrazón, del Gremio de Empresarios de Cine de Cataluña.

Algunos cines aparecían con pintadas como "¡Este cine margina el catalán!" y otras a favor de la huelga, una división de opiniones que ha marcado toda la elaboración de la ley, que actualmente se encuentra en trámite parlamentario.

"Los sondeos de opinión lo que nos dicen es que al 85% de la población le parece bien o muy bien que haya cine en catalán", dijo Oriol Amat, autor del estudio de los distribuidores.

Algunos dueños de salas han abierto sus puertas a pesar de estar a favor de la protesta por respecto al espectador.

"No me parece lógico que hagan esta coacción, tienen que seguir hablando. La administración tiene que hablar con todo el mundo, porque no los gremios representan a todo el mundo", dijo Ramón Colom, el gerente del cine Alexandra.