Público
Público

Salas deposita en la Caja de las Letras su primer trabajo de genética junto a su maestro Ochoa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bioquímica y discípula de Severo Ochoa Margarita Salas ha depositado hoy en la "Caja de las Letras" del Instituto Cervantes el primer cuaderno de protocolo científico sobre el código genético, resultado de sus investigaciones junto al premio Nobel en su laboratorio de Nueva York en los años 60.

Salas (Canero, Asturias, 1938) es la primera mujer y también la primera representante del mundo de la ciencia que entrega en el Instituto Cervantes para su custodia parte de su legado personal, en este caso, guardado bajo llave en la caja número 1.568 hasta el 27 de febrero de 2018.

Además es la única de los que hasta la fecha han confiado sus documentos en el Instituto Cervantes en desvelar el contenido del mismo, "muy querido y valioso", pues es el cuaderno de protocolo de la investigación sobre genética que le encargó Severo Ochoa al llegar a su laboratorio de Nueva York en 1964.

Fruto de sus trabajos hasta 1967, este documento recoge el diseño, las notas, los resultados y las conclusiones de sus experimentos al lado del premio Nobel de Medicina gracias a los cuales se estableció la dirección de lectura del lenguaje genético, además de aislar y describir dos factores de iniciación de la síntesis de proteínas.

Tras depositar este cuaderno en la caja acorazada correspondiente junto a la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, Salas ha asegurado que su maestro, Severo Ochoa, también hubiera donado a esta institución cuadernos de protocolo "porque el trabajo experimental diario era importante para él".

Además se ha mostrado convencida de que los avances actuales, especialmente en la secuencia del genoma permitirán diagnosticar en un futuro enfermedades que se originan como producto de mutaciones en determinados genes.

Ha reivindicado las aptitudes de las mujeres en el ámbito de la ciencia y ha estimado que en el plazo de quince años muchas estarán "en el lugar que merecen de acuerdo a sus capacidades"

En esta línea, Caffarel ha destacado que el Instituto y la "Caja de las Letras" da la bienvenida con Salas no solo a una mujer, sino también a la ciencia "que habla español, como la cultura".

Margarita Salas, que desde 2001 ocupa la silla "i" de la Real Academia de la Lengua Española, es la sexta personalidad que entrega un legado en la "Caja de las Letras", un lugar con más de 1.800 cajas de seguridad dedicado a la memoria cultural de la lengua y la cultura españolas.

Con anterioridad a Salas, la antigua cámara acorazada de la sede central del Cervantes, situada en la calle de Alcalá, ha acogido los secretos de los escritores Francisco Ayala (el primero que la inauguró en febrero de 2007), Antonio Gamoneda y Carlos Edmundo de Ory, así como del pintor Antonio Tàpies y los promotores del proyecto de promoción de la lectura Farenheit 451.

Habrá que esperar hasta el año 2022 para conocer lo que el artista catalán Tàpies y el poeta gaditano De Ory guardaron en este instituto, y otros diez más, 2032, para que el último premio Cervantes, Antonio Gamoneda, desvele el contenido de un sobre lacrado guardado en la caja 1001.

Hasta 2057, año marcado para la apertura, seguirá siendo un misterio lo que guarda la caja 1.000 de Ayala, quien desveló únicamente que se trataba de varios libros, ediciones facsímiles y no venales, textos dedicados y una carta manuscrita.