Público
Público

Sale de prisión la mujer que encañonó a Gerald Ford

Condenada a cadena perpetua, ha pasado más de 30 años en la cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lynette Fromme, una de las seguidoras del criminal Charles Manson, ha salido hoy de prisión tras permanecer más de 30 años encarcelada por apuntar con un arma al presidente de EEUU Gerald Ford.

Esta activista del sangriento grupo liderado por Manson, La familia, pasó los últimos años de su condena recluida en un centro médico federal en Fort Worth, Texas, especializado en presos con problemas mentales.

Fromme, de 60 años, fue detenida en septiembre de 1975 en Sacramento, California, cuando tenía 26 años, después de que en una visita del presidente Ford a la ciudad lograse abrirse paso entre la multitud y plantarse ante el mandatario con un arma semiautomática del calibre 45.

Según declaró posteriormente la acusada, su intención era simplemente llamar la atención del presidente. Los servicios de seguridad confirmaron que la pistola no estaba preparada para disparar, aunque llevaba un cartucho de munición.

La pistola no estaba preparada para disparar, aunque llevaba un cartucho de munición

Fromme fue sentenciada a cadena perpetua en virtud de la ley federal creada para los casos de atentados a los inquilinos de la Casa Blanca tras el asesinato en 1963 del presidente John F. Kennedy.

No obstante, la seguidora de Manson obtuvo el derecho a salir en libertad condicional en 2008 por buena conducta y después de cumplir otros 15 meses más de sentencia por un intento de fuga en 1987.

El grupo La familia de Manson fue responsable de los asesinatos hace 40 años de Sharon Tate, la mujer del cineasta Roman Polanski, y varios de sus amigos en Los Angeles, unos crímenes que aterrorizaron a los barrios lujosos de la ciudad californiana y convirtieron a Manson en el 'hombre vivo más peligroso', según la prensa.

Fromme no participó en aquellos asaltos.