Público
Público

Sale de Tailandia el primer vuelo con españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los primeros 60 españoles atrapados en Tailandia desde hace días por la crisis política en la que la oposición ha tomado los principales aeropuertos pudieron salir del país el lunes en un avión de la Fuerza Aérea española.

El vuelo, que salió del aeropuerto militar de Utapao, a 140 kilómetros de la capital, Bangkok, llegará de madrugada a la base aérea de Torrejón de Ardoz, informó una portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores.

El segundo vuelo de la Fuerza Aérea enviado por las autoridades españolas se estaba preparando para salir con otros 139 españoles, mientras que un tercero fletado por Iberworld llegará el martes a Tailandia a las 8 am, hora local, con capacidad para más de 300 personas.

La portavoz no pudo precisar si con estos tres vuelos quedarán evacuados todos los españoles.

"No tenemos un número exacto de cuántos están ahí", dijo a Reuters. El consulado español se ha encargado del traslado de tres horas entre Bangkok y Utapao.

Mientras, los manifestantes opositores al Gobierno se preparaban el lunes para abandonar los tres meses de ocupación de la residencia del primer ministro para consolidar su control sobre el principal aeropuerto de Tailandia,

Dirigentes de la Alianza para la Democracia del Pueblo (PAD, por sus siglas en inglés) dijeron que invitarán a observadores neutrales al recinto de la Casa del Gobierno, que ocuparon a finales de agosto, antes de entregarla el martes.

"Queremos mostrar a las autoridades que el daño no ha sido de entre 100 y 200 millones de baht (5,6 millones de dólares), tal y como reclama el Gobierno", declaró el portavoz del PAD Suriyasai Katasila. "Si todos están satisfechos, mañana tendremos una ceremonia de devolución".

Los seguidores del PAD se dirigían desde el centro de Bangkok hasta el aeropuerto de Suvarnabhumi, lo que podría indicar simplemente que están cambiando su estrategia y no rindiéndose. La Casa del Gobierno ha sido alcanzada por varias granadas en las últimas dos semanas, causando un muerto y decenas de heridos.

Los miles de manifestantes, vestidos con los colores amarillos del PAD, tratan de derrocar al primer ministro, Somchai Wongsawat, al que acusan de ser un títere de su cuñado, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, que fue derrocado en un golpe de Estado en 2006 y ahora está en el exilio.

Somchai ha insistido en que no se irá.

"No dimitiré y no disolveré el Parlamento", declaró a los periodistas en la ciudad de Chiang Mai, en el norte del país.

POSIBLE DISOLUCIÓN

La crisis política y la paralización de los aeropuertos también está afectando a la economía. El ministro de Finanzas, Suchart Thada-Thamrongvech, dijo el lunes a Reuters que la economía podría crecer sólo un 1 a 2 por ciento, después de pronósticos previos que indicaban un crecimiento del 4-5 por ciento.

El martes también llega a su fin un caso de fraude que podría dar un golpe duro al Gobierno de coalición, integrado por seis partidos. El Tribunal Constitucional ha trabajado a una velocidad inusual para cerrarlo, y se espera que ordene la disolución del Partido Poder Popular (PPP) de Somchai y de otros dos socios de su coalición.

Si lo hiciera, Somchai y otros dirigentes serían expulsados de la política y muchos ministros del gabinete tendrían que renunciar. Sin embargo, esto no significaría necesariamente una convocatoria de elecciones anticipadas, ya que podrían cambiar a otro partido.