Público
Público

Salgado abre la puerta a nuevas subidas fiscales

La ministra reconoce que está revisando todo el Presupuesto para luchar contra el déficit 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Se plantea el Gobierno aumentar la presión fiscal a las rentas altas? 'Todo está en estudio. Todo sometido a revisión', reconoció ayer la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, tras su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso. 'Se van a poner en consideración todas las figuras impositivas en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado', añadió.

Toca reforma general en las cuentas públicas. Los planos que se utilizaban antes de la crisis para elaborar los Presupuestos ya no sirven. El gasto del Estado, disparado por el nivel de desempleo y las medidas para reactivar la economía, no sólo se come todo lo que las Administraciones meten en casa en forma de impuestos: se está comiendo la casa. El déficit (diferencia entre los ingresos y los gastos de las administraciones) rozará este año el 10% de todo lo que va a ser capaz de producir este país (PIB).

La solución principal es 'recuperar la senda de crecimiento' para aumentar los ingresos por impuestos. Esto 'permitirá que disminuyan los estabilizadores automáticos y las necesidades de gasto de la Administración', dijo Salgado. La austeridad es imprescindible y el Gobierno la ha convertido en eslogan oficial. Pero la realidad obliga a tener un plan B.

Los ingresos tienen que crecer y eso, mientras la economía no remonte, significa subir impuestos. Y más cuando se viene encima el coste de medidas como los 420 euros para desempleados que hayan agotado la prestación.

Hay margen para incrementar la presión fiscal, reconoció Salgado, al recordar que en 2008 se situó en el 32,8%, cinco puntos porcentuales por debajo de la cifra de 2007, debido precisamente a la reducción de ingresos por la crisis.

Y hay tiempo, sorprendió. 'La reforma (fiscal) no urge. Tenemos margen hasta 2012 para volver a las obligaciones del Pacto de Estabilidad de la Unión Europea', cuando el déficit deberá volver a estar por debajo del 3%. 'No debemos retirar los estímulos fiscales mientras no se haya recuperado la senda de crecimiento'.

Se pueden aumentar impuestos indirectos como el IVA o especiales como tabaco e hidrocarburos (que ya subió el Ejecutivo en junio) o bien directos, como el de la renta.

¡Alto!, dijo ayer de nuevo Convergencia i Unio por boca de su portavoz de Economía Josep Sanchez Llibre. 'Hay un acuerdo entre CiU y los socialistas, que se comprometieron a no plantear subidas de impuestos directos este año'. CiU teme que cualquier subida del IRPF, para servir de algo, acabe afectando a las rentas medias, ya que sólo el 3% de los contribuyents supera los 60.000 euros de ingresos anuales.

Explicaciones

Salgado comparecía ayer para hablar de financiación autonómica pero antes de entrar ya sabía que tendría que responder por las declaraciones del ministro de Fomento, José Blanco, quien la semana pasado habló de la lógica de subir impuestos a las rentas altas y de la aconsejable contención salarial para los funcionarios.

La ministra se apresuró a calificar las palabras de Blanco de 'reflexión personal' . En los presupuestos se intentará que los gastos de personal 'no crezcan o lo hagan moderadamente', añadió, algo que tendrá 'que acordarse en una mesa de negociación' con los sindicatos. No se logrará sólo afectando al salario, tranquilizó, también reduciendo 'la oferta de empleo público'.