Público
Público

Salgado admite que subir impuestos es de lo más impopular, pero espera que se entienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, admitió hoy que la subida de impuestos es una de las decisiones "más impopulares" para un Gobierno, pero espera que los ciudadanos entiendan que ahora es necesario este esfuerzo adicional para afrontar un momento de "extraordinarias dificultades".

Además, Salgado apuntó que la subida de impuestos que ha aprobado el Ejecutivo tendrá efectos positivos y no cree que cuente con consecuencias adversas. De haberlas, añadió, serían compensadas "con creces" por los efectos favorables.

En la rueda de prensa posterior a la entrega de los Presupuestos de 2010 en el Congreso, la titular de Economía reconoció que el Ejecutivo tiene que ser capaz de explicar "bien" por qué ha decidido elevar la tributación para que los ciudadanos lo comprendan, dado que "no tienen por qué ser expertos en economía" y es normal que cuando "sufren" en una crisis se vuelvan hacia su Gobierno.

Incluso, Salgado puso a Suiza como ejemplo de una sociedad que ha comprendido la necesidad de subir los impuestos, ya que en este país se ha celebrado un referéndum en el que los ciudadanos han votado a favor de subir el IVA para costear sus pensiones.

La vicepresidenta segunda admitió que las clases medias son "la base de la recaudación fiscal" y también reconoció que la mayor parte de los ingresos tributarios procede de las rentas del trabajo, que se han quedado sin la deducción de 400 euros, y del IVA, que va a subir.

Sin embargo, insistió en que al conjunto de los ciudadanos se les pide un "esfuerzo moderado", mientras que el "mayor" se le reclama a los que tienen "más capacidad".

Salgado, que recordó que el dinero que se pide a la ciudadanía se devuelve a través de la prestación de servicios, admitió que es difícil definir "quién es rico o no" y reiteró que se ha pedido un mayor apoyo a las rentas más altas con la subida de la tributación de los instrumentos de ahorro.

Además, subrayó que "a veces no son los mismos a los que les pedimos" más recursos a través de impuestos que "a los que se los devolvemos" y añadió que en esta ocasión se trata de ayudar sobre todo a las personas que tienen unos niveles de renta más bajos y a hacer frente a un mayor gasto social derivado de ayudar a los que más lo necesitan.

Ante quienes reclaman una mayor tributación para las SICAV (sociedades de inversión de capital variable), Salgado recordó que sus partícipes verán incrementados también sus impuestos, ya que el reparto de sus ganancias tributará, como el resto de las rentas de capital, al 19% o al 21%, más probablemente en este último caso porque suele tratarse de cifras superiores a 6.000 euros.

Por otra parte, Salgado se mostró "absolutamente confiada" en que los Presupuestos saldrán adelante en el Parlamento.

La ministra dijo "no tener la sensación" de que los partidos de izquierda se hayan mostrado en contra de los Presupuestos y de la subida fiscal que incluyen, porque el Gobierno ya había avisado de que se modificaría la tributación del capital y del IVA y se retiraría la deducción de los 400 euros.

En cualquier caso, Salgado mostró sus reservas a que la reforma fiscal pueda cambiar en la tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley, al señalar que es al Gobierno al que le corresponde plantear las modificaciones impositivas.

"Es el Parlamento el que tiene la última palabra" y "no tiene sentido hablar de líneas rojas" en la negociación, admitió Salgado, quien no obstante insistió en que la propuesta del Gobierno en materia fiscal está "muy pensada", ha sido objeto de un "profundo análisis" y es la adecuada para este momento.

Salgado también aludió a la reunión que hoy mantendrán el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general de ERC, Joan Ridao, y señaló que "todo lo que haga" el jefe del Ejecutivo para buscar apoyos parlamentarios a las cuentas "estará bien hecho".