Público
Público

Salgado se despide pidiendo un mejor Impuesto de Patrimonio

En ausencia de Rubalcaba, afrontó las críticas unánimes al "electoralismo" de la controvertida medida económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha pedido el apoyo de los diputados para  recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio, una iniciativa 'urgente' y 'razonable'. Ha defendido el impuesto porque espera que en la próxima legislatura se pueda 'gravar con más capacidad de conocimiento' toda la 'capacidad económica' de los contribuyentes más ricos y no sólo su patrimonio.

Así lo indicó en el Pleno del Congreso de los Diputados, que votará la convalidación o derogación del Real Decreto-Ley por el que se restablece, con carácter temporal, el Impuesto sobre el Patrimonio.

La responsable de Economía defendió que esta medida tiene un 'fin muy claro, que entiendo que no les es ajeno, reforzar la estabilidad presupuestaria potenciando la equidad'.

Salgado señaló que hay que ser 'conscientes de la situación económica que estamos viviendo', y agregó que con la medida se consiguen recursos 'para poder garantizar los compromisos asumidos por España y todas las administraciones'.

Asimismo, ha recalcado que la norma no afecta a la autonomía financiera de las comunidades ni a las compensaciones previstas en la Ley Orgánica de Finalización Autonómica (LOFCA), ante la 'imposibilidad' de modificarlo por un mero decreto.

Sin embargo, Salgado no se ha ahorrado las críticas unánimes de la oposición a esta medida que todos los grupos han calificado de 'electoralista' e 'improvisada', ante la ausencia en el debate del candidato socialista a la Presidencia Alfredo Pérez Rubalcaba, hecho en el que ha incidido la mayoría de los portavoces.

Así, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, ha lamentado que la Legislatura cierre 'con un acto anacrónico' como recuperar Patrimonio en lugar de firmando el decreto de prórroga de los Presupuestos 'con un escenario realista'. 'Nos trae sólo guiños electorales con baja capacidad recaudatoria y muy dudosa equidad', ha denunciado, asegurando que el debate fiscal está en 'otra parte'.

El diputado de CiU Josep Sánchez Llibre ha criticado la actitud 'poco seria y rigurosa' del Gobierno con sus contradicciones internas y su gran dosis de 'demagogia, electoralismo, oportunismo e incluso populismo' al intentar dividir a la sociedad entre 'ricos y pobres'. 'Ahí no nos van a encontrar', ha remarcado.

El representante del PNV, Pedro Azpiazu, considera que el tributo se ha 'pervertido' para convertirlo en un arma electoral con el que Rubalcaba pueda desmarcarse de Zapatero y, pese a su abstención, ha criticado al Gobierno por 'hacerlo bastante mal', generando confusión entre las comunidades por aprobar esta medida 'con complejos y miedos', al situarlo en un espacio temporal de dos años.

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha resumido el 'triste balance' de esta legislatura afirmando que 'los que más pagan son los que menos tienen'.'Quizá por ello, a cuatro días de las elecciones, se resucita este impuesto como Lázaro, en un intento desesperado y con intereses puramente electoralstas', ha indicado, recordando que el 'auténtico veneno' es el fraude fiscal.