Público
Público

Salgado: "Mal de muchos, consuelo de tontos"

Salgado utiliza el refranero español para explicar la crisis de Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Todos necesitamos la ayuda de todos'. La frase, dicha por Elena Salgado ante la prensa, pareció preconizar otras palabras que pronunció un rato más tarde, esta vez dentro de la sala de reuniones y captadas por un equipo de televisión. Ante John Lipsky, número dos del FMI, y Olli Rehn, el comisario comunitario de Economía, la vicepresidenta del Gobierno contestó a una pregunta de sus interlocutores (que no recogió el micrófono abierto) con un refrán español: 'En España decimos: mal de muchos, consuelo de tontos'. La frase, en perfecto español, bien podría ejemplificar la posición de un buen número de gobiernos sobre la crisis de deuda soberana, en la que España ya no figura sola como gran país amenazado por la desconfianza de los inversores. Rehn, finlandés, trató rápidamente de traducirla, ante una Salgado que la repitió amablemente, y sonriente como sus acompañantes, para el comisario.

Al inicio de la reunión, los comentarios que había eran que la inestabilidad y la volatilidad de estos últimos días están ya muy generalizadas, no afectan a un único país sino a muchos. Se habla de España y de Italia, pero también ha crecido el diferencial en Bélgica muy claramente, e incluso marginalmente en otros países.

Lo cierto es que Italia era ayer el centro de todas las miradas, pero no por sus propios retos económicos, sino por el contagio de los problemas de Grecia, que se están extendiendo como un virus que amenaza globalmente a la moneda única. Ante los medios, Salgado aseguró que la crisis tiene una dimensión 'más sistémica', por lo que 'no se puede hablar de uno o de otro país' sino de las soluciones que la zona del euro ofrezca conjuntamente al alto déficit y deuda de la mayoría de sus socios, y en especial a los problemas de financiación de Grecia. 'Estamos todavía a tiempo de revertir esa inestabilidad en los mercados y eso es lo que debemos hacer sin más tardanza', aseguró en línea con la 'clarificación rápida' y 'precisa' que había pedido horas antes a la UE José Luis Rodríguez Zapatero.

Y es que Zapatero aludió ayer en numerosas ocasiones a la crisis del euro durante la presentación del nuevo equipo de Gobierno (ver pág. 2 y 3) y pidió 'hoy más que nunca una respuesta europea' al problema que están viviendo los llamados países periféricos. Aunque el presidente insistió en que ahora hay 'puesta una presión muy singular sobre Italia', lo que viene a demostrar que el problema no es exclusivamente español, se comprometió a seguir con las reformas iniciadas, como la mejor vacuna para mantener a raya a los mercados.