Público
Público

Salgado pide al PP que plantee debates serios porque tiene "muchas cosas que hacer"

La vicepresidenta económica critica la inoportunidad de Moody's al degradar la deuda irlandesa a bono basura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Elena Salgado se ha estrenado este miércoles en el Congreso como vicepresidenta primera del Gobierno repartiendo críticas tanto a Moody's por rebajar la calificación de la deuda irlandesa como al PP por huir de un debate serio y constructivo sobre la salida a la crisis.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, Salgado ha censurado la decisión de Moody's de rebajar la calificación de riesgo de la deuda de Irlanda un escalón hasta el bono basura, e incluso advertir de que puede volver a degradarla al colocarla en perspectiva negativa.

La vicepresidenta económica ha recordado que el propio comisario europeo de Olli Rehn, ha dicho que no le parece razonable que se rebaje la deuda de países que están llevando a cabo planes económicos con actuaciones 'muy decididas y muy supervisadas por parte de la Comisión Europea, del Banco Central Europeo y del FMI'.

'Insisto, siempre un criterio de oportunidad, que es lo que les falta a las agencias de rating', ha concluido Salgado.

Después, ha mantenido en el pleno del Congreso un tenso debate con la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría. La ministra de Economía ha pedido a la conservadora que plantee debates para discutir 'con seriedad' sobre la crisis y la creación de empleo, pero le ha avisado de que no piensa contribuir a un debate parlamentario de 'palabras huecas y vuelo bajo' porque ' tengo muchas otras cosas que hacer'.

Sáenz de Santamaría ha comenzado su intervención aludiendo al ya diputado raso Alfredo Pérez Rubalcaba asegurando que se ha ido del Gobierno llevándose 'la fórmula mágica para la creación de empleo' y ha asegurado que el PSOE no tiene tiempo 'para reciclar un candidato'. 

En su primera réplica, Salgado empezó recriminando al PP que no ayude al Gobierno en las medidas que está aplicando para impulsar el crecimiento sostenible de la economía y que 'sin duda' van a conducir 'a la creación de empleo en los próximos meses'. También dijo haber advertido que los conservadores tienen 'muchas ganas de seguir debatiendo' con Rubalcaba y expresó su deseo de les duren hasta la campaña electoral y Mariano Rajoy acepte un debate con su contrincante socialista.

Sáenz de Santamaría no contestó a ese punto, y se centró en evidenciar lo que a su juicio ya acepta todo el mundo: que el Gobierno carece totalmente de credibilidad y que es necesario un adelanto electoral.

'Veo que le cuesta defender las medidas de Rubalcaba; pues no le queda nada', espetó a Salgado, a la que también aconsejó que asuma que seguir haciendo 'básicamente lo mismo' no es 'una opción, sino una temeridad' porque en España están pasando cosas 'cada vez más graves' y el Ejecutivo 'no tiene fuerzas para afrontarlas'.

Tras reiterar que 'con un gobierno fuerte la economía española sería menos vulnerable', Saénz de Santamaría incidió en que el de Zapatero es 'un Gobierno de salida, con medidas de trámite y con ministros de reemplazo'. 'Pueden cambiar tres veces de portavoz, pero han cambiado muchas veces de discurso y por eso no les cree nadie. La credibilidad es un requisito imprescindible para afrontar cualquier crisis y la que se pierde a pulso en el Consejo de Ministros no se gana en los mítines, ni se recupera con promesas de candidato'.

Salgado, al PP: 'Donde faltan las ideas se tiende a poner muchas palabras'En su segundo turno, la vicepresidenta económica echó mano de un episodio protagonizado hace unos meses por Rajoy cuando le preguntaron por sus medidas para afrontar el paro. 'Contestó las he escrito en un papel, pero no entiendo mi letra', recordó Salgado, quien saludó que el PP 'por fin entienda su letra', pero lamentó que siga apostando por 'la liberalización del suelo y deducción por vivienda'. 'Exactamente la misma receta que nos ha traído hasta aquí y que ha producido la mayor destrucción de empleo de toda nuestra historia', remachó.

Y Salgado sacó a relucir una cita de Goethe para asegurar que 'donde faltan las ideas se tiende a poner muchas palabras'. 'Señoría, usted quiere debatir seriamente sobre el empleo y la recuperación económica, tendrá siempre mi mano tendida, pero si lo que desea es un debate parlamentario de palabras huecas y de vuelo bajo, desde luego que no me va encontrar porque tengo muchas otras cosas que hacer', avisó.

Nada más finalizar el rifirrafe entre Salgado y Sáenz de Santamaría, el PP anunció que va a solicitar que la próxima semana la vicepresidenta acuda al Pleno del Congreso para que explique 'las medidas del Gobierno para crear empleo'.