Público
Público

Salgado quita hierro a la escalada de la prima de riesgo

"Nos seguimos financiando bien y a precios razonables", afirma la vicepresidenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, desdramatizó ayer el impacto de la escalada de la prima de riesgo de la deuda pública y su efecto en el coste de la financiación del Estado y se mostró confiada en que la calma vuelva a los mercados una vez despejada la crisis sobre el plan de rescate de Grecia. 'Nos seguimos financiando bien y a precios razonables, nuestra deuda tiene plazos de vencimiento a muy largo plazo y su peso sobre el PIB es de los más bajos de la zona euro', dijo ayer la vicepresidenta antes de dar una conferencia en la sede de La Caixa en Barcelona.

Salgado quitó hierro a la subida del diferencial de deuda español respecto al bono alemán y se mostró confiada. 'Espero que cuando se decida realizar el quinto pago [de la ayuda del plan de rescate] a Grecia, todo esto contribuirá a la estabilidad de los mercados', afirmó la vicepresidenta. 'A pesar de algunas puntas, la cotización del bono español ha cerrado por debajo del viernes', recordó la ministra. 'Estas fuertes fluctuaciones muestran la preocupación de los inversores por la situación de Grecia', declaró Elena Salgado, antes de precisar que 'sólo afectan al mercado secundario y no a las emisiones de deuda española'.

La vicepresidenta económica se mostró igualmente confiada tras la actitud de los bancos franceses y alemanes con respecto a la deuda griega. 'Todo lo que sea una colaboración voluntaria de los bancos siempre es una buena noticia', afirmó Salgado, quien también destacó el papel de los bancos españoles y las instituciones financieras.

En declaraciones a TVE, Salgado admitió ayer por la mañana que España sigue estando 'en el punto de mira' de los mercados financieros, pero añadió que un eventual aumento de la prima de riesgo hasta 300 puntos básicos sería 'puntual'. La ministra afirmó que España 'no va a estar en el límite' del rescate, pese a reconocer que el país está sometido 'a muchísima tensión'.