Público
Público

Salgado reconoce que queda mucho por hacer para incrementar la competencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, ha reconocido que aún queda mucho por hacer para incrementar la competencia, si bien ha asegurado que "el legado" que deja el Gobierno en este ámbito constituye "una buena base sobre la que avanzar".

Durante su intervención en el acto de toma de posesión del nuevo presidente de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), Joaquín García Bernaldo de Quirós, Salgado ha criticado a quienes tienen un discurso liberalizador que luego no llevan a la práctica.

"Hay muchos que tienen un discurso oficial aparentemente liberalizador pero que a la hora de la verdad son profundamente contrarios a la competencia y pretenden preservar los privilegios de determinados colectivos o sectores", ha dicho.

Por ello, ha reivindicado la labor del Ejecutivo, que ha actuado para favorecer la competencia desde "el convencimiento de los beneficios que trae para la economía en general y para los consumidores en particular".

De Bernaldo de Quirós ha destacado su labor investigadora y divulgativa en el campo del derecho administrativo, así como su experiencia en el ámbito judicial, ya que hasta ahora era presidente de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Al presidente saliente, Luis Berenguer, le ha reconocido su tarea en la transición al nuevo esquema organizativo creado en 2007, por el que se integró en una única institución el Servicio y el Tribunal de Defensa de la Competencia.

Además ha resaltado su gestión eficiente y eficaz, en la que "ha sabido mantener la independencia de criterio", un mérito que ha extendido a todo el equipo del organismo.

Junto al nuevo presidente también han tomado hoy posesión como consejeros de la CNC Paloma Ávila y Luis Díez.

Luis Díez era hasta ahora el jefe de gabinete de Salgado, que ha destacado de él su amplio conocimiento de la administración pública, a la que ha dedicado 35 años de trabajo, 20 de ellos en el Ministerio de Economía y Hacienda.

La vicepresidenta ha contado que con él ha compartido "momentos muy duros", en los que han tenido que tomar decisiones difíciles que les obligaron a marcharse del Ministerio en muchas ocasiones "a altas horas de la madrugada cargados de papeles y preocupaciones".