Público
Público

Salgado vigilará a la banca para que dé más créditos

Economía quiere los datos desagregados de préstamos para ver cómo operan las entidades. Pide a los sindicatos que ayuden a aplicar la reforma laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, cumplió ayer a la perfección la labor encomendada al nuevo Gobierno de tener '15 portavoces', al opinar sobre cualquier aspecto de política económica por el que le preguntaron durante el foro Cinco Días. La ministra se vistió también el traje de vigilante del sistema financiero y aprovechó la presencia de empresarios y banqueros entre ellos, el jefe de la patronal bancaria, Miguel Martín para exigir mayor transparencia en el negocio del crédito.

Salgado aseguró que ya se dan los requisitos para que se pueda volver a conceder crédito, al haberse recuperado el acceso a los mercados financieros. Por eso anticipó que pedirá a los bancos que le den datos 'desagregados' sobre los créditos que conceden, tanto por empresas (separando al sector inmobiliario) como por tamaño. La ministra entiende que es muy difícil conocer el tamaño de la empresa prestataria, por lo que pedirá el volumen del préstamo concedido.

Después del estudio de estos datos, Salgado decidirá si es oportuno hacer 'actuaciones adicionales' en el mercado financiero. Además, aprovechó para reclamar a las entidades serenidad en el proceso de concentración bancaria, ya que, en su opinión, 'hay ansiedad por quemar etapas', cuando aún se está 'en la mitad del proceso'.

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, respondió a esta iniciativa de Salgado durante la presentación de los resultados del banco: 'Me parece fantástico (), los primeros encantados de que crezca y de que haya demanda seria seríamos nosotros'. Sin embargo, Sáenz no mostró mucha confianza en la efectividad de esta iniciativa. A su juicio, es 'difícil' que aumente el crédito mientras se contrae el PIB y la economía necesita acometer un importante proceso de desendeudamiento. En todo caso, anunció que el banco será 'solidario con cualquier medida' que proponga el Gobierno y serán actores activos, igual que ya lo son con las líneas ICO.

La vicepresidenta estuvo de acuerdo con la necesidad de que el sector privado redujera su crédito pero discrepa en que el escenario actual sea de contracción del PIB. Según Salgado, con los datos disponibles se puede garantizar que no habrá signo negativo en la economía en ningún trimestre de este año y que las previsiones de crecimiento para el año que viene se cumplirán.

El optimismo de la ministra también se extendió al mercado inmobiliario, ya que predijo que el próximo ejercicio se reabsorberá parte del mercado de la vivienda. 'Por primera vez desde principios del año 2006' el stock de vivienda ha dejado de aumentar, apuntó Salgado, que espera que 'en 2011 puede disminuir en el entorno de un 20%' .

Otro de los palos que tocó la vicepresidenta fue el de la concertación social, en especial la reforma de la negociación colectiva que deben pactar patronal y sindicatos. Pese a que las conversaciones son bilaterales y por el momento el Ejecutivo ha dicho que no intervendrá, Salgado instó a los agentes sociales a cerrar un acuerdo para 'facilitar la aplicación de la reforma laboral'.

Así, pidió que empresarios y trabajadores intenten mejorar la competitividad mediante el pacto, 'reduciendo los costes laborales unitarios, moderando los salarios y adaptándose a las condiciones económicas'.

En cuanto al anuncio del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, de que se prorrogaría la ayuda de los 426 euros en febrero, Salgado recordó que el presupuesto de los Servicios Públicos de Empleo es 'limitativo' y condicionó la renovación a la situación de las cuentas públicas, enfriando así el anticipo de su nuevo colega.