Público
Público

La salida de capitales de España suma 219.817 millones hasta junio

El año pasado, el saldo de los intercambios de capitales con el exterior era positivo, en 22.000 millones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La salida de capital aumentaron su ritmo en España en junio hasta alcanzar una cifra de 219.817,4 millones de euros en la primera mitad de año en un momento de incertidumbre en el sector financiero español pendiente de la recepción de ayuda europea de hasta 100.000 millones de euros. Sólo en el mes de junio (cuando España realizó la petición de ayuda para la banca española a sus socios de la eurozona), la huida de capital ascendió a 56.631,5 millones, como consecuencia de la fuga de inversiones en cartera, préstamos y depósitos, según datos publicados el viernes por el Banco de España dentro de la balanza de pagos. Las salidas de capital de junio correspondieron a operaciones interbancarias, préstamos y retirada de depósitos de 45.366,3 millones de euros y, en menor medida, por la venta de deuda en manos de inversores extranjeros.

La fuga neta de capital en los seis primeros meses equivale a casi un 22% del Producto Interior Bruto (PIB), mientras que en los últimos doce meses (en todos los cuales se ha registrado salida de capital en términos netos), el importe asciende a algo más 315.600 millones de euros.

La débil economía española, que estará en recesión este año y el próximo, se encuentra en el centro de la crisis de la eurozona, con unos costes de endeudamiento disparados que ponen al país en el umbral de ver cerrado el acceso a los mercados internacionales. En el mercado se apunta a la posibilidad de un rescate a la economía española más allá de la ayuda implementada para su sistema financiero tal como han apuntado algunas informaciones en los últimos días a pesar de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantiene que de momento no está negociando esta vía.

'Desde julio estamos en un proceso en que los inversores extranjeros están retirando el capital de España. Estas salidas se están compensando con el aumento de los préstamos del BCE a los bancos españoles', dijo Nicolás López, director de análisis y mercados de M&G Valores. 'Esto se debe a la pérdida de confianza de los inversores extranjeros en la solvencia de la economía española y espero que esta situación cambie con la esperada compra de deuda por parte del BCE', añadió López.

En tanto, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente en los seis primeros meses del año se redujo un 30,2%, hasta los 17.134,5 millones de euros, según los datos publicados este viernes por el Banco de España. Esta disminución se debió, fundamentalmente, a la reducción del saldo negativo de la balanza comercial y al aumento del superávit de la balanza de servicios, que fueron sólo parcialmente compensadas por el mayor déficit en las balanzas de transferencias y de rentas.

En concreto, el déficit acumulado de la balanza comercial se situó en 15.579 millones de euros hasta junio, un 25,6% inferior a los 20.942,7 millones en el mismo periodo del año anterior, debido a que las exportaciones crecieron un 3,7%, mientras las importaciones retrocedieron un 0,9%. A su vez, el saldo del componente no energético pasó a registrar superávit, frente a la ampliación del déficit energético en aproximadamente un 14,5%