Público
Público

La salud es peor en las víctimas de mayor violencia doméstica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

Las mujeres afroamericanasque padecen altos niveles de violencia familiar se sienten peorfísica y mentalmente que las mujeres víctimas de menosviolencia en su vida, publicó Journal of Women's Health.

"Existe una relación sólida entre la exposición a distintostipos de violencia en el hogar en la adultez y la pérdida desalud", dijo a Reuters Health la autora principal del estudio,doctora Anuradha Paranjape, de Temple University School ofMedicine, Filadelfia.

Pero explicó también que mientras esas mujeres percibíanque su salud mental y física era peor, en realidad tenían lamisma cantidad de problemas de salud que las mujeres víctimasde menos violencia.

La gran cantidad de estudios realizados sobre los efectosde la violencia doméstica en la salud se había concentrado enlas víctimas femeninas más jóvenes de la violencia íntima depareja, señaló el equipo dirigido por Paranjape.

Pero los investigadores están comenzando a estudiar cómoese tipo de violencia, así como también el abuso de parte deotros miembros familiares, afecta la salud de las adultasmayores.

Paranjape desarrolló una escala de 29 ítems para medir laviolencia doméstica y el abuso que padecen adultos mayores.

El equipo entrevistó a 158 mujeres afroamericanas de 50años o más que concurrían a una clínica en un hospitalpúblico.

Aunque sólo un pequeño porcentaje de las mujeres dijo queera víctima de violencia doméstica, casi el 28 por ciento deellas había sufrido violencia familiar durante gran parte de suvida, según la escala de Paranjape.

En el test para medir el bienestar físico en general, lasmujeres obtuvieron un resultado promedio de 35, comparado conel de 40 de las que no habían sufrido o habían tenido pocasexperiencias de violencia familiar.

En cuanto al bienestar mental, el resultado fue dealrededor de 42 en el primer grupo, comparado con los 48 puntosque obtuvo el resto de las mujeres.

"Nuestros resultados son alarmantes, ya que el estado desalud general de las víctimas de altos niveles de violenciafamiliar es mucho peor que lo conocido para las afroamericanasy las mujeres en general, pero es similar al estado de salud dela población con enfermedades crónicas y pobres", escribieronlos autores.

El único factor que afectó por igual el bienestar mental yfísico de las participantes fue la falta de trabajo.

El próximo paso, aseguró la autora, será indagar por quélas mujeres que sufrieron mayor cantidad de violencia familiarse sienten peor, y aprender a ayudarlas.

FUENTE: Journal of Women's Health, febrero del 2009.