Público
Público

El Salvador decide en las urnas si gira a la izquierda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anahí Rama

Los salvadoreños decidían el domingo en las elecciones más reñidas de su historia si daban un giro a la izquierda llevando a la ex guerrilla por primera vez a la presidencia, o prolongaban dos décadas de gobiernos de derecha desde la guerra civil.

Una gran cantidad de ciudadanos salió a las calles para poner su voto en las urnas: la izquierda encarna las esperanzas de salir de la pobreza, que castiga a más de la mitad de la población y hace emigrar a miles a Estados Unidos, y la derecha refleja la estabilidad y la experiencia para tiempos de crisis.

Los candidatos de la izquierda y la derecha llegaron casi empatados a los comicios del domingo.

Mauricio Funes es el candidato de la ex guerrilla, una de las más fuertes en Latinoamérica durante la Guerra Fría. Funes es un prestigioso periodista que se identifica con la izquierda moderada del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

El izquierdista se mide con Rodrigo Ávila, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), un ex jefe de policía confeso admirador de Roberto D'Abuisson, fundador de Arena pero también de los temidos escuadrones de paramilitares que operaban durante la guerra civil (1980-1992).

"El Salvador es un país en necesidad, es urgente un cambio", dijo a Reuters Nelson Hernández, un profesor de inglés de 49 años, mientras se preparaba para votar en una larga cola.

como la vecina Nicaragua - se acercaría a la influencia del presidente venezolano, Hugo Chávez.

"No quiero que mi país caiga en el comunismo. Si gana Funes vamos a retroceder 20 años y vamos a ser manejados por Chávez totalmente", dijo Carlos Palomo, un operador turístico de 36 años.

DENUNCIAS

Un resultado muy cerrado podría desatar protestas, sobre todo después de que días atrás Funes denunciara irregularidades, como por ejemplo que el partido de Gobierno habría otorgado documentos a nicaragüenses y guatemaltecos para que votaran.

Unos 4,2 millones de salvadoreños del total de 5,7 millones podían votar hasta las 17 horas (23:00 GMT). El Tribunal Supremo Electoral dijo que alrededor de las 19.30 hora local (01:30 GMT) daría los primeros resultados.

Una autoridad local del FMLN, que habló bajo condición de anonimato, advirtió que si el resultado es muy cerrado y se cometen irregularidades, probablemente los miembros del partido saldrán a las calles a protestar.

El próximo presidente deberá lidiar con el impacto de la crisis económica global en El Salvador, que depende de las remesas que envían a sus familiares los 2,3 millones de inmigrantes en Estados Unidos y que han comenzado a mermar a medida que más personas pierden sus empleos.

El azote de las temidas "maras" pandillas juveniles está ligado también al narcotráfico, y además, grupos de ambos bandos libran encarnizadas luchas entre sí.

"Voté por Funes porque urge un cambio, pero espero que los comandantes (de la ex guerrilla) moderen sus posturas", dijo Francisco, de 43 años, un inmigrante que vive en la ciudad estadounidense de Houston.